Diputados pedirán cuentas por carencia de fiscalización de la Ruta 27

investigaciónCuatro años después de inaugurada la vía no existe aún un órgano supervisor de las obras

Los diputados del Partido Acción Ciudadana (PAC), Javier Cambronero y Franklin Corella, presentarán una moción para llamar a cuentas a los jerarcas y extitulares del Consejo Nacional de Concesiones (CNC) por la falta de un órgano fiscalizador de las obras en la Ruta 27.

El legislador del PAC, Javier Cambronero, explicó que le parece inaudito que cuatro años después de la inauguración de la carretera entre San José y Caldera no exista todavía un cuerpo que vele por el avance del contrato como está establecido y que supervise los ingresos que recibe la concesionaria de la obra.

diputado del pac, javier cambronero

Cambronero destacó que mediante una moción, pedirán a la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público de la Asamblea Legislativa, llamar a comparecer a los exjerarcas de la Junta Directiva del CNC, entre los que figuran el exministro de Planificación, Roberto Gallardo, el exministro de Hacienda, Édgar Ayales y el exministro del Obras Públicas, Pedro Castro.

También llamarán a comparecer a los jerarcas que conforman la actual junta directiva del CNC, con el objetivo de esclarecer porqué nunca se creó el órgano fiscalizador de la Ruta 27 como lo establece el contrato de concesión con Autopistas del Sol, actualmente llamada Globalvía.

Los legisladores quieren abordar también el presunto pago de $46 millones que tendría que hacer Costa Rica a Globalvía Ruta 27 para poner fin a un arbitraje internacional por incumplimiento del contrato.

La Ruta 27 es una carretera de 78,60 kilómetros entre San José y Caldera, construida en tres secciones que fue concesionada a la empresa Autopistas del Valle en el 2006, pero que nunca pudo conseguir el financiamiento para desarrollar la obra por lo que se transfirió el contrato a Autopistas del Sol.

La firma española concluyó la vía que tuvo un retraso de 37 años para convertirse en realidad. La obra fue contratada por $120 millones y dada en concesión por 25 años y seis meses a la empresa Globalvía.