Dos meses después de su nacimiento, la sextilliza Valentina sale del hospital

Sextillizos​La bebé fue dada de alta en perfecto estado de salud, según las autoridades

Luego de dos meses y 23 días de lucha, Valentina González Villegas, la tercera de los sextillizos, fue dada de alta este lunes y llegará a su hogar en compañía de sus padres.

La menor, quien hasta hoy se encontraba internada en el Hospital de la Mujer, salió de ese centro hospitalario esta tarde a eso de las 4:10 p. m. junto a su madre, Silvia Villegas, y su padre, Juan González, quienes no ocultaron su alegría por este feliz desenlace.

"Estoy muy agradecida por poder vivir este primer día de la madre, he luchado mucho por tener hijos y esto es una gran bendición. Sé que los que están en el cielo también lo están celebrando. Valentina ha sido una niña muy valiente, como lo fueron todos, y ahora seguimos con Gabriel, no perdemos la fe de también reunirnos con él pronto", aseguró la orgullosa mamá.

"Le agradezco a todo el pueblo de Costa Rica por su apoyo y sus oraciones durante tantos momentos difíciles. Ahora estoy ansiosa por llegar a mi casa con mi hija y agradecida con Dios por permitirme estar hoy aquí", añadió.

Silvia explicó que Gabriel, el otro de los sobrevivientes y quien permanece internado en el Hospital de Niños, continúa en observación debido a problemas de salud.


Esfuerzo histórico

El anuncio de la salida de Valentina también fue celebrado por las autoridades médicas de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), quienes destacaron en todo momento el trabajo de diferentes disciplinas y diferentes centros médicos para llegar a este desenlace.

"Aquí hay que destacar ese esfuerzo interdisciplinario. Fueron casi tres meses de lucha constante y de esfuerzo de un gran número de especialistas de muchos centros. Para nosotros, esto marca un precedente histórico en el país", aseguró la neonatóloga del Hospital de la Mujer, Carolina Murillo.

La doctora explicó que Valentina sale del centro médico en perfecto estado de salud y que deberá tener los mismos cuidados que cualquier otro niño prematuro en temas de nutrición, vigilancia y demás.

Sin embargo, sí reconoció que a partir de ahora será alimentada con leche de fórmula, pues los medicamentos que su mamá ingiere luego del infarto que sufrió no son compatibles con la lactancia.

Las autoridades confirmaron que la bebé salió del hospital pesando 1.925 gramos, un kilo más que cuando nació (915 gramos).

Desde que nació, el pasado 17 de mayo, las autoridades de salud invirtieron en los cuidados y atención de Valentina un total de ¢80 millones.