El Papa crea ministerio de Economía, paso clave para la reforma de la Curia Romana

El papa Francisco anunció este lunes la creación de un ministerio de Economía para coordinar la controvertida gestión financiera y administrativa del Vaticano. Se trata de la primera medida importante del pontífice para reformar la Curia Romana tras una serie de escándalos e intrigas por la gestión de las finanzas de la Santa Sede.

El organismo coordinará todas las estructuras administrativas y financieras de la Santa Sede y será presidido por el cardenal australiano George Pell, actual arzobispo de Sydney y uno de los purpurados que forma parte del G-8, el grupo de asesores del pontífice encargado de estudiar la reforma del gobierno central de la Iglesia.

La corrupción y el desorden imperante por décadas en la administración del Estado más pequeño del mundo han sido denunciados desde los años 80, cuando quebró el entonces mayor banco de Italia, el banco Ambrosiano.

El Instituto de Obras para la Religión (IOR), mejor conocido como el banco del Vaticano, era el principal accionista del Ambrosiano, protagonista de uno de los mayores escándalos en los que ha estado involucrado la jerarquía de la Iglesia.

El Papa tomó la decisión a través de un "motu proprio", documento firmado de puño y letra por el pontífice.