El noreste de EE.UU. se refuerza para colosal tormenta de nieve

Preparación​Inquieta por el pronóstico, la población se apresuró a visitar los supermercados en busca de implementos para la nieve como palas, sal para la ruta y rasquetas para el hielo

Pronósticos de una fuerte tormenta de nieve llevaron este lunes a los habitantes del noreste de Estados Unidos a volcarse a las tiendas en busca de provisiones, luego de que el alcalde de Nueva York advirtiera que podría ser una de las "más fuertes jamás vista".

Autoridades de Boston, Nueva York, Filadelfia y Washington pidieron que la población permanezca en sus casas durante la tormenta, prevista para este lunes y martes, ya que podría causar nevadas de hasta un metro en algunas zonas.

"Prepárense para algo peor de lo que hemos visto hasta ahora", dijo el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, al tiempo que pidió a los ciudadanos que no "subestimen" la tormenta y permanezcan en el interior de sus hogares lo más que puedan.

El alcalde recomendó además no andar en las rutas y adelantó que probablemente el martes las escuelas estén cerradas.

El canal estadounidense Weather Channel se refirió al temporal de frío como una tormenta de invierno "posiblemente histórica", mientras que las aerolíneas cancelaron más de 2.000 vuelos este lunes, según flightaware.com.

El presidente estadounidense Barack Obama, actualmente en India, fue informado de la fuerte caída de nieve que se espera en el noreste del país, principalmente desde Nueva York hasta Boston, indicó la Casa Blanca.

"Responsables de la Casa Blanca se contactaron con las autoridades locales a lo largo de la costa Este para asegurarse que disponen de los recursos necesarios para prepararse y reaccionar inmediatamente a la tormenta", delcaró John Earnest, portavoz del ejecutivo estadounidense.

La tormenta, acompañada de vientos violentos, provocará fuertes caídas de nieve en el noreste de Estados Unidos, anunció el instituto de meteorología nacional, que emitió el aviso de tormenta para Nueva York y Boston hasta la frontera canadiense.

Más de 50 millones de personas podrían verse afectadas por esta tormenta de nieve, que también podría paralizar al transporte.

Video: Euronews en Español.