Empate en la carrera por la presidencia de Brasil a menos de un mes de las elecciones

InesperadoAmbas candidatas acaparan 34% de la intención de voto, según empresa encuestadora Datafolha

La candidata socialista a la presidencia de Brasil, Marina Silva, alcanzó por primera vez a la mandataria Dilma Rousseff, del partido oficialista, en la intención de voto para la primera vuelta de las elecciones del 5 de octubre, reveló este viernes una encuesta.

Silva, del Partido Socialista, y Rousseff, del Partido de los Trabajadores, aparecen empatadas en el primer turno con 34%.

En una segunda vuelta la victoria sería para Silva sobre Rousseff por 50% contra 40%, indicó el sondeo de la encuestadora Datafolha.

Es la tercera encuesta que le da la victoria a Silva, designada presidenciable por el Partido Socialista tras la muerte del candidato Eduardo Campos, en un accidente aéreo el 13 de agosto.

La intención de voto de Marina Silva subió entre el 18 y 29 de agosto de 21% a 34% para la primera vuelta, mientras que Rousseff cayó dos puntos porcentuales, de 36% a 34%, en esas dos semanas, precisó Datafolha.

Marina Silva ha prometido ser la primera presidente "pobre y negra" de Brasil, lo cual le ha valido que algunos analistas la llamen "Lula con faldas" al compararla con el expresidente Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010), un exobrero metalúrgico que fue alfabetizado en la adolescencia.

Criada en una comunidad de recolectores de caucho en la Amazonia, Silva aprendió a leer y escribir a los 16 años, pero terminó siendo electa senadora y luego fue ministra de Medio Ambiente del gobierno de Lula.

Silva, de 56 años, presentó el viernes su programa de gobierno con un fuerte énfasis económico en el que propone que Brasil reforme su mercado de crédito y capitales, reduzca la burocracia y la carga tributaria, y mejore su infraestructura.

Además, la candidata socialista apoya el matrimonio entre parejas del mismo sexo.