Evite cremas o desodorantes con alcohol si sufre de sudoración excesiva

#PuraVidaEstrés es una las causas principales de este trastorno

Si quiere atenuar los efectos de la hiperhidrosis o sudoración excesiva, absténgase de utilizar cremas y desodorantes con alcohol, además de productos o medicamentos para la piel sin recomendación médica.

Estos son parte de los principales errores en que incurren los pacientes que sufren de esta enfermedad, explicó la jefe de Medicina del Hospital Rafael Ángel Calderón Guardia y dermatóloga, Floribeth Madrigal, quien agregó que su uso puede generar alergias e irritación.

dermatóloga, floribeth madrigal.

"Puede generar lo que llamamos dermatitis por contacto, es decir, inflamación, enrojecimiento y dolor en la piel", detalló Madrigal.

Aunado a esto, la aplicación de estos productos lejos de aminorar la sudoración puede exacerbarla.

Por ello, otras de las sugerencias es utilizar ropa elaborada con tejidos frescos, como es el caso del algodón, el punto y el hilo. Estos tejidos son livianos y permiten la transpiración.

"Mientras que materiales como la lana, el nylon y la licra son de evitar porque promueven la sudoración y pueden irritar aún más al paciente", especificó Madrigal.

La enfermedad

La hiperhidrosis se presenta por una actividad excesiva de las glándulas sudoríparas, responsables de controlar la transpiración. El cuerpo humano tiene cerca de 4 millones.

Manos, pies, axilas y cabeza son las partes más afectadas por esta situación, ya que presentan una concentración mayor de estas glándulas. Por ello, la humedad localizada en estas áreas es el principal síntoma.

El trastorno puede ser de origen hereditario. Sin embargo, en nuestro país el estrés en una de los principales factores de riesgo, según la especialista.

Por ello, los dermatólogos consultados coincidieron en que disminuir los niveles de ansiedad puede ayudar con el control del sudor.

Agregaron que es esencial visitar al médico para descartar padecimientos físicos asociados o subyacentes.

dermatóloga, floribeth madrigal.

Según datos proporcionados por la especialista, a nivel mundial cerca de un 25 por ciento de las personas sufren de este trastorno, cifra que se puede extrapolar a nuestro país.

La experta puntualizó que el momento oportuno para buscar ayuda médica es cuando la sudoración empieza a incomodar al paciente.

“No importa si es profusa o no”, detalló Madrigal.

El tratamiento dependerá de la severidad del caso. Va desde el uso de desodorantes medicinales hasta cirugías.