Exprimer ministro israelí, Ehud Olmert, fue encontrado culpable de corrupción

El tribunal del distrito de Tel Aviv condenó al exprimer ministro Ehud Olmert en un nuevo caso de corrupción, que puede poner fin a su carrera política, indicaron los medios este lunes.

Se trata de la primera vez que un exjefe de gobierno es condenado por soborno, en lo que ha sido llamado uno de los peores casos de escándalos de corrupción en la historia de Israel.

Olmert fue hallado culpable de recibir sobornos en dos casos separados, uno de los cuales está vinculado a la construcción en Jerusalén de un enorme complejo residencial llamado Holyland, cuando era alcalde de esa ciudad (1993-2003).

Aún no se ha establecido la fecha en la que el juez dictaminará la pena. Según los comentaristas locales, el cargo de soborno no deja otra opción que la cárcel.

En 2010, Olmert fue designado como un sospechoso clave en el llamado caso Holyland, bajo la sospecha de que había recibido sobornos por un total de aproximadamente 430.000 dólares, aunque la fiscalía redujo más tarde la suma recibida a la mitad.

Ehud Olmert, 68 años, uno de los políticos de más experiencia de Israel, fue alcalde de Jerusalén, varias veces ministros y de 2006 a 2008 primer ministro.

Olmert renunció en septiembre de 2008, después de que la policía recomendara su imputación en varios casos de corrupción.

Aunque implicado en varios casos de corrupción, Olmert había sido condenado una sola vez, a una leve pena de cárcel en suspenso, en septiembre de 2012, por abuso de confianza.

La justicia lo había condenado por favoritismo hacia un ex socio cuando era ministro de Comercio e Industria (2003-2006), pero lo había absuelto en otras dos causas de corrupción.