Fiscalía nicaragüense acusa a líderes de secta apocalíptica asentada en Chinandega

Hacinamiento​La secta “Cuerpo Místico de Jesús”, ubicada en Chinandega, construyó un campamento en el que vivían más de 600 personas

La Fiscalía de Nicaragua acusó este jueves a nueve miembros de una secta evangélica de abrir un campamento donde más de 600 seguidores centroamericanos, muchos de ellos menores de edad, viven en condiciones de hacinamiento en el noroeste del país, informaron las autoridades.

De los nueve acusados, seis son de nacionalidad hondureña, un guatemalteco y dos nicaragüenses, a quienes se imputan los delitos de construir en un lugar sin autorización y abandonar a las personas en el campamento, indicó a medios oficiales la fiscal encargada del caso, Nineth del Carmen Miranda.

Ocho ya fueron detenidos, entre ellos el supuesto líder de la secta, el nicaragüense Francisco Sánchez.

El grupo es señalado de constituir la secta apocalíptica llamada "Cuerpo Místico de Jesús" en la comunidad de Mechapa, en el departamento noroccidental de Chinandega.

Una comisión del gobierno nicaragüense constató este mes que en el campamento viven hacinadas más de 600 personas, entre ellos 330 niños menores de seis años, que no reciben atención médica ni asisten a clases.

La comisión encontró niños con problemas de la piel, una niña con varicela, y mujeres embarazadas sin control prenatal que viven, igual que el resto de los miembros de la secta, en carpas de plástico.

"Las investigaciones no han concluido (..) es un caso muy complejo y delicado", dijo la fiscal que presentó el caso ante un juzgado de la capital.