Granjeros de California ruegan para que las lluvias aplaquen la sequía

El mes pasado, el gobernador Jerry Brown declaró "estado de emergencia" por lo que puede considerarse la peor sequía que haya sufrido California en un siglo, y que afecta incluso al normalmente fértil valle central, conocido como la "cesta de frutas" de los estadounidenses.

Sin lluvias significativas desde noviembre del año pasado, las autoridades estatales han identificado 17 comunidades que podrían quedarse sin agua dentro de 60 a 120 días, si prosigue la sequía.

Para el vaquero Nathan Carver, la sequía significa que su ganado no tiene nada que pastar. Las únicas opciones que tiene son comprar heno a precios que están por las nubes (20 a 30% más de lo usual, debido a la demanda) o vender sus vacas.

Los ríos y reservas del estado alcanzaron niveles mínimos récord y sólo reciben 20% del promedio normal de agua, proveniente de las nieves que se derriten desde las alturas de las montañas de Sierra Nevada.