Lavado de manos reduce en un 30% las posibilidades de infecciones respiratorias

#PuraVida​El proceso debe durar de 40 a 60 segundos e incluye la fricción de las palmas, el dorso y los dedos

Lavarse las manos con jabón antes de comer y después de ir al baño puede reducir en al menos un 30 por ciento el riesgo de desarrollar una infección respiratoria.

Lo asegura el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés) basándose en dos estudios científicos: Health impact of handwashing with soap realizado en Reino Unido y, The effect of handwashing on child health conducido en Pakistán.

La neumóloga y jefa del Departamento de Medicina del Hospital Nacional de Niños, Lidiana Ávila validó el dato y aseguró que mediante el lavado de manos se eliminan la gran mayoría de virus y bacterias que causan infecciones en las vías aéreas.

neumóloga, lidiana ávila

Asimismo, los especialistas de la UNICEF detallaron que las manos están en contacto a diario con secreciones nasales, fluidos corporales y heces.

Por ello, si no se mantienen aseadas pueden convertirse en un vehículo muy potente de infecciones respiratorias y digestivas.

Catarro, asma, bronquitis, neumonía son algunas de las enfermedades a las que estamos expuestos sino seguimos las medidas de higiene recomendadas, advirtieron los expertos.

Se estima que en nuestro país uno de cada tres niños sufre de asma y las crisis se agudizan durante la época de las lluvias, según datos de Hospital Nacional de Niños.

El ritual

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el proceso debe durar de entre 40 y 60 segundos y contempla movimientos circulares en las palma como en el dorso.

El uso del jabón es fundamental porque facilita la fricción, prolonga la duración del lavado, disuelve la grasa y la suciedad que dejan los gérmenes al alojarse sobre una superficie.

Además, este proceso debe repetirse después de ir al baño o de limpiar un bebé, antes de consumir o manipular cualquier alimento, después de jugar o simplemente cuando las vea sucias.

neumóloga, lidiana ávila

Si bien es cierto que el lavado de manos es esencial en términos de prevención, los especialistas subrayan que es un eslabón dentro de la cadena de medidas preventivas que se deben seguir para evitar los padecimientos respiratorios.

Entre ellas destacan estornudar bajo el codo, utilizar pañuelos de papel para limpiarse la nariz, tener la vacunación al día y no enviar a los niños a la escuela cuando están enfermos; mientras que con niños más pequeños la sugerencia general es alimentarlos con leche materna.