Oposición a homosexualidad y aborto es mayor entre protestantes que entre católicos ticos

moralidad​Estudio del Centro de Investigación Pew en 18 países analizó reacción moral a ocho distintos temas

La oposición al matrimonio entre personas del mismo sexo es más pronunciada entre los protestantes que entre los católicos costarricenses.

Mientras un 32% de los católicos costarricenses dice apoyar la legalidad del matrimonio homosexual, sólo un 14% de los protestantes se manifestó a favor. El porcentaje aumenta a 45% entre quienes rechazan cualquier forma de religión organizada y el promedio nacional es de 29%.

La tendencia es similar en toda Latinoamérica, a excepción de Uruguay (62%), que se destaca constantemente por su liberalismo, Argentina (52%) y México (49%), países en donde aproximadamente la mitad o más de la gente está a favor de legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

El matrimonio entre personas del mismo sexo actualmente es legal en Argentina, Brasil, Uruguay y en algunas partes de México, pero en ningún otro lugar de América Latina.

Las opiniones sobre lo moralmente incorrecto o aceptable en distintos grupos religiosos y los no afiliados se desprenden de más de 30,000 encuestas cara a cara, que el Centro de Investigación Pew, con sede en Washington, D.C. realizó entre octubre de 2013 y febrero de 2014, en 18 países de América Latina, el Caribe y en Puerto Rico, territorio estadounidense.

El estudio“Religión en América Latina: Cambio generalizado en una región históricamente católica” analizó la afiliación, las creencias y las prácticas religiosas. En Costa Rica, entrevistaron a 1.500 personas y el margen de error es de ±3,2 puntos.

De acuerdo con el estudio, las diferencias entre católicos, protestantes y quienes no tienen afiliación religiosa también son evidentes en otros asuntos sociales.

En toda América Latina, en general hay una mayor tendencia a que los protestantes, antes que los católicos y que quienes no tienen afiliación religiosa, digan que el aborto debería ser ilegal en todos los casos o en la mayoría, que el sexo fuera del matrimonio y el divorcio son moralmente incorrectos y que una esposa siempre debe obedecerle al marido.

Sólo para un 4% de los costarricenses el aborto no es asunto moral. Un 82% de los católicos y un 88% de los protestantes ticos lo consideran moralmente incorrecto.

Las opiniones de católicos y protestantes ticos son similares en cuanto a considerar moralmente incorrecta el suicidio (94% de católicos frente a un 95% de protestantes), el divorcio (34% de católicos; 38% de protestantes) y la anticoncepción (22% de católicos frente a 20% protestantes).