Mujer que viajaba en catamarán se entera, horas después del naufragio, que su marido también sobrevivió

Testimonio​Matrimonio estaba de vacaciones desde el martes en el Pacífico Central

Nota del editor: El título original de esta nota se modificó ante observaciones de algunos lectores que lo calificaron de confuso. Sus comentarios, siempre valiosos, fueron tomados en cuenta.

Las cinco horas de angustia que vivió María Jesús Bermúdez, quien viajaba con su esposo Isidro Antonio Canales en el catamarán que se hundió la mañana de este jueves en el litoral pacífico costarricense, terminaron a la 1:49 p.m..

Tras el naufragio del Eco Quest, María Jesús fue evacuada a Marina Los Sueños, donde no encontró a Isidro. Ignoraba dónde estaba él y si estaba a salvo. No fue hasta que recibió la llamada de un familiar que mientras conversaba con AmeliaRueda.com que se enteró del estado de su compañero.

Isidro Canales había sido rescatado y un barco mercante lo trasladó a Puerto Caldera, a 53 kilómetros de Marina Los Sueños, donde recibió control médico de rutina.

El matrimonio vive en El Roble de Alajuela y estaba de vacaciones en el Pacífico Central del país desde el martes de esta semana.

Cruz Roja sostiene que el número de fallecidos asciende a cuatro y que hay tres personas desaparecidas, mientras que 101 fueron rescatadas por las autoridades tras el naufragio del catamarán matrícula P-11400.

Esta embarcación es propiedad de la empresa Pura Vida Princess que ofrecía viajes de turismo entre Playa Herradura e Isla Tortuga.