Rusia levanta prohibición de entregar misiles antiaéreos a Irán

DecisiónIsrael y Estados Unidos reacciona con “preocupación”.

Rusia levantó este lunes la prohibición de entregar misiles S-300 a Irán, al considerar que el acuerdo marco en materia nuclear que firmaron las grandes potencias y el gobierno iraní le permite tomar esa decisión.

El expresidente Dimitri Medvedev había prohibido en 2010 la entrega de misiles S-300 a la República Islámica, aplicando así una resolución de la ONU para sancionar a Teherán por su programa nuclear.

El pasado 2 de abril, Irán y el grupo 5+1 (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania) firmaron un acuerdo marco sobre el programa nuclear iraní y tienen hasta finales de junio para solucionar los aspectos técnicos y jurídicos de ese pacto y firmar un documento definitivo.

El texto provisional impone un mayor control de las instalaciones nucleares iraníes para evitar que el país se dote del arma atómica. A cambio, Teherán exige el levantamiento de las sanciones económicas que asfixian su economía.

Reacciones

"Nuestra oposición a estas ventas es pública y de larga data. Creemos que no ayuda", dijo el portavoz del Pentágono, coronel Steve Warren.

Israel, uno de los mayores opositores a un acuerdo sobre el controvertido programa nuclear iraní, tampoco tardó en reaccionar a la medida anunciada por el Kremlin, opinando que se trata del "resultado directo de la legitimidad concedida a Irán" con la negociación en curso.

Es "la prueba de que el crecimiento económico posterior al levantamiento de las sanciones será explotado por Irán para armarse", añadió el ministro de Inteligencia, Yuval Steinitz, en un comunicado.

Para Irán, la decisión de Rusia contribuye a que "haya estabilidad y una seguridad duradera en la región", dijo el ministro de Defensa, Hosein Dehghan.

Moscú y Teherán habían firmado en 2007 un contrato de $800 millones para la entrega de ese armamento capaz de alcanzar en vuelo a aviones o misiles.

Tras la prohibición de 2010, Irán llevó el caso ante la Corte Internacional de Arbitraje en Ginebra (Suiza) para reclamar a Moscú $4.000 millones como indemnización.

Video: Euronews