Sala IV rechaza recurso de amparo contra ruido de bocina del tren

La Sala Constitucional rechazó por el fondo un recurso de amparo presentado contra el ruido que ocasiona la bocina del tren urbano, al considerar que no violenta ninguno de los derechos tutelados por la Constitución Política.

Los magistrados consideraron que dicho sonido es necesario para la convivencia social, y que más bien, las personas se encuentran en la obligación de "soportarlo", debido a que tiene la finalidad de evitar pérdidas materiales y de vidas humanas.

De acuerdo con la vocera de la Sala IV, Vally Cantillo, la querella la presentó un ciudadano que dice trabajar en las cercanías de los doctores veterinarios Echandi, en pleno centro de San José. El recurrente adujo que su derecho a la tranquilidad era perturbado por ese ruido.

Vocera de la Sala IV, Vanlly Cantillo

También manifestó en el amparo una afectación en la salud de quienes trabajan y viven en las cercanías de la línea férrea.

No obstante, en reiteradas ocasiones la Sala IV ha señalado que ese tipo de perturbación está dentro de los límites permitidos y dentro de los rangos de tolerancia de perturbaciones.