Sepp Blatter dimite como presidente de FIFA cuatro días después de su reelección

RENUNCIASucesor se elegirá en una asamblea extraordinaria de la FIFA

Joseph Blatter anunció este martes su dimisión como presidente de la FIFA tras los escándalos por corrupción que sacuden al organismo y la convocatoria de un congreso extraordinario para elegir a su sucesor.

Blatter, de 79 años y en el cargo desde 1998, había sido reelegido para un quinto mandato el pasado viernes en Zurich, Suiza en un congreso marcado por la detención de varios dirigentes acusados de corrupción.

El nuevo presidente del organismo se elegirá en un congreso extraordinario que la FIFA convocará entre diciembre de 2015 y marzo de 2016, según precisó el presidente de la comisión auditora de la FIFA, Domenico Scala.

"Voy a continuar ejerciendo mis funciones hasta entonces y me libero a partir de ahora de las obligaciones de unas elecciones", explicó Blatter. "Me voy a concentrar en la puesta en marcha de una reforma ambiciosa" de la institución, precisó.

El dirigente suizo justificó su decisión en la necesidad de la FIFA de "una profunda revisión".

"Aprecio la FIFA más cualquier cosa y quiero hacer sólo lo que sea mejor para la FIFA y para el fútbol", dijo Blatter en una inesperada conferencia de prensa. "Me sentí obligado a la reelección, porque creí que era lo mejor para la organización. Esa elección terminó, pero los desafíos de la FIFA no lo son.

"Aunque tengo un mandato de los miembros de la FIFA, no siento que tenga un mandato del mundo del fútbol - los fans, los jugadores, los clubes, la gente que vive, respira y ama el fútbol tanto como todos nosotros en la FIFA", declaró el presidente saliente.

"Por lo tanto, he decidido dejar mi mandato en un congreso extraordinario. Voy a seguir ejerciendo mis funciones como Presidente de la FIFA, hasta que se dé esta elección", anunció.

Su renuncia se produce menos de una semana después de que la policía suiza detuviese, a instancias de las autoridades judiciales estadounidenses, a siete dirigentes de la FIFA, entre ellos dos vicepresidentes del organismo, en un hotel de Zurich, acusados de haber recibido 150 millones de dólares en sobornos.

El nuevo presidente del organismo se elegirá en un congreso extraordinario que la FIFA convocará entre diciembre de 2015 y marzo de 2016, según anunció la mayor institución del fútbol.

Este lunes, además, el diario estadounidense The New York Times informó que el francés Jérôme Valcke, secretario general de la FIFA y mano derecha de Blatter, transfirió 10 millones de dólares a cuentas administradas por el exvicepresidente de la Concacaf, Jack Warner, imputado por la justicia estadounidense.

Horas después, la FIFA admitió haber hecho una transferencia de 10 millones de dólares "para el desarrollo del fútbol en el Caribe", pero negó que Valcke estuviera implicado.