No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Servicio express por drones, tecnología que desafía la tradición

​El primer paquete entregado por un drone en Costa Rica tardó 7 minutos para recorrer 5 kilómetros en Cartago

Un miércoles cualquiera en El Guarco en Cartago, Luis Carlos Villanueva esperaría entre 30 y 40 minutos para recibir su almuerzo por parte de un motorizado o un vehículo de entrega. En más de 20 ocasiones lo ha pedido mediante la plataforma costarricense GoPato, que conecta a repartidores (Patos) cercanos con comercios para que vayan, recojan su almuerzo y luego se lo entreguen, en su casa o trabajo.

Pero este miércoles no fue cualquier miércoles. A las 11:47 a.m, el sonido de unas hélices de fibra de carbono lo atrajo hacia el patio, allí miró atónito hacia el cielo para atestiguar el aterrizaje de un robot volador que traía un sandwich de pollo y un jugo de manzana. El drone aterrizó, abrió un compartimento que guardaba una bolsa blanca de la tienda de conveniencia AmPm y luego voló.

"Llegó al punto que se le indicó. Fue chivísima, rarísimo también", narró entre risas Villanueva, dedicado al área de créditos en una constructora.

Con este viaje debutó el plan piloto que realizará hasta el domingo GoPato, en alianza con el startup estadounidense Hylio (bautizada en honor al dios griego Helio que representaba al sol), que entregará alitas de Hooters, donas de Doña Dona y combos del AmPm para sus clientes cercanos en Cartago.

El fundador de GoPato, José Navarro, los conoció desde hace algunos años y les propuso la alianza.

"El 70% de nuestras entregas se podrán realizar mediante drones. La gente quiere las cosas ya pero el alto tráfico no lo permite", explicó el fundador del emprendimiento tico basado en Cartago.

Mejoras

Una vez que concluya, los jóvenes de Hylio, Arthur, Nikhil, Mike y Ellie, volverán a Texas para trabajar en las mejoras que requerirán los robots para, en el segundo semestre del 2017, volver para iniciar la fase de producción.

¿Por qué Costa Rica? Para Mike Oda, en países como Estados Unidos las regulaciones de la FDA (autoridad federal de aviación civil) no permiten la entrega de paquetes para distancias mayores al rango de vista del operador.

En Costa Rica y por seguridad, los drones tendrán una cuerda que sujete la caja del producto (para no aterrizar). Si alguien jala la cuerda o toma la caja, la cuerda automáticamente se soltará, explicaron sus creadores.

También deberán mejorar la capacidad del robot de soportar la lluvia. Por el momento solo soporta lluvia leve, explicó Oda, pero en unos meses también se podrá utilizar con lluvias más intensas, reforzó.