Siembra de 3 mil árboles se propone convertir a Desamparados en bosque urbano

#buenasnoticias​Proyecto de recuperación de espacios públicos habilita parques del cantón para que vecinos se “apropien de la ciudad”.


Tres mil arboles de especies que incluye el roble de sabana, el cortez negro y huevos de caballo transformarán el cantón josefino de Desamparados en un pulmón dentro de la ciudad.

Se trata de la iniciativa Desamparados Bosque Urbano impulsada por la Municipalidad de ese cantón con el objetivo de ampliar la cobertura vegetal en 17 parques de la comunidad por medio de la siembra de plantas que embellezcan el paisaje y favorezcan la biodiversidad.

unidad de mantenimiento de zonas verdes, leda ureña

La encargada de la unidad de mantenimiento de zonas verdes de la Municipalidad de Desamparados, Leda Ureña, explicó que ya se sembraron 100 árboles y esperan plantar el resto en los próximos seis meses.

Para ello, la municipalidad de ese cantón ha destinado un presupuesto de ¢23 millones y contó con la colaboración de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) y el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), que donaron los árboles. En el proyecto también participan el grupo organizado de Guías y Scouts y los vecinos de cada comunidad.

Los parques en los que la municipalidad ha trabajado hasta el momento son Llanos de Monteverde, Miracruz, Jorco, Casa Blanca, La Fortuna, La Guaria y Urbanización Las Esmeraldas. En total se intervendrán siete distritos: Central, Gravilias, San Rafael Abajo, San Antonio, San Rafael Arriba, San Miguel y quebrada Dolores en Los Guido

De acuerdo con Ureña, los parques seleccionados tienen la característica de ser terrenos que han sido ocupados por indigentes o cuyas instalaciones están en mal estado o han sido invadidas por la maleza. La idea, amplió, es reforestar y crear espacios naturales donde la gente pueda compartir, salir de sus casas y apropiarse de la ciudad, con lo cual esperan reducir los delitos del cantón.

La siembra de árboles la antecede la limpia de lotes, remozamiento de aceras e instalación de nuevos campos de juego para los niños.

"Lo más importante es que las comunidades participan activamente del proyecto y no es algo solamente de la Municipalidad. En Cada lugar al que hemos ido, los vecinos colaboran y se sienten felices. Hay un interés muy grande en trabajar en la mejora del ambiente y que haya mayor seguridad para las familias", concluyó Ureña.

UNIDAD DE MANTENIMIENTO DE ZONAS VERDES, LEDA UREÑA