Solo tres entidades públicas han pagado cobro de ley para fortalecer régimen de IVM

Diez empresas públicas descentralizadas del gobierno deben pagar este año el 5 por ciento de sus utilidades a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para fortalecer el régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), sin embargo, solo tres lo han hecho.

El director financiero administrativo de la Gerencia de Pensiones de la CCSS, José Alberto Acuña, detalló que el monto recaudado hasta ahora es de ¢1.828 millones con el pago del Banco de Costa Rica, Bancrédito y Correos de Costa Rica, pero todavía restan siete instituciones de hacer el aporte.

En marzo de 2012, entró a regir un decreto que establece que diez empresas del Estado deben destinar, de forma escalonada entre 2013 y 2014, el 5 por ciento de sus utilidades para fortalecer el IVM. Entre 2014 y 2015, tendrán que destinar el 7 por ciento y, después de 2017, estarán obligadas a dar el 15 por ciento de las utilidades.

Las empresas son el Banco de Costa Rica, Bancrédito, el Banco Nacional, la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), el Sistema Nacional de Radio y Televisión (Sinart), el Instituto Costarricense de Ferrocariles (Incofer), la Editorial Costa Rica, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y el Instituto Nacional de Seguros (INS).

director financiero administrativo de pensiones de ccss, josé alberto acuña

Acuña explicó que el periodo de pago comprendía entre el 1 de enero de este año y el 31 de marzo.

Anunció que la CCSS realizará los procedimientos administrativos para cobrarles a las entidades que no pagaron el 5 por ciento de las utilidades.

El funcionario agregó que en el caso de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), el Sistema Nacional de Radio y Televisión (Sinart), el Instituto Costarricense de Ferrocariles (Incofer) y la Editorial Costa Rica reportaron pérdidas el año anterior, por lo que comunicaron que no harán el aporte.

Mientras que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y el Instituto Nacional de Seguros (INS) apelaron el cobro y llevan una serie de procesos administrativos para no hacer la contribución, según explicó Acuña. Agregó que estos casos se resolverán en los próximos días.

En el caso del Banco Nacional, Acuña aseguró que informaron a la CCSS que harán el pago de casi ¢1000 millones bajo protesta.

De acuerdo con Acuña, el cobro de las utilidades de las diez empresas públicas fue establecido en el artículo 78 de la Ley de Protección al Trabajador, que entró en vigencia en febrero de 2000, pero el gobierno firmó el decreto hasta en marzo de 2012. Esta es la primera vez que las entidades deben hacer el aporte.

DIRECTOR FINANCIERO ADMINISTRATIVO DE PENSIONES de CCSS, JOSÉ ALBERTO ACUÑA

El régimen IVM erogó el año pasado ¢506.900 millones para más de 195 mil pensionados y 209 mil beneficiarios.