Trabajadores de Japdeva insisten en competencia con APM Terminals

El Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap) depuso la amenaza de huelga que sostuvo durante 24 horas, y buscará renegociar con el Gobierno el rol que Japdeva tendrá en el trasiego de carga en el puerto de Moín una vez que entre en funcionamiento el megapuerto que construirá la firma holandesa APM Terminals.

Este miércoles Sintrajap aceptó la prórroga de tres meses -propuesta un día antes por el Ejecutivo en Casa Presidencial- para repasar varias cláusulas del Contrato de Concesión de Obra Publica con Servicio Público para el Diseño, Financiamiento, Construcción, Explotación y Mantenimiento de la Terminal de Contenedores de Moín.

Sintrajap se opone a la cláusula 9.1, que le da al concesionario APM Terminals exclusividad en la atención de las naves y los contenedores que se transportarán en la nueva terminal, sean estos de exportación o de importación. El sindicato, no obstante, ha fracasado en llevar adelante distintas gestiones para frenar el proyecto, incluido un recurso ante la Sala Constitucional.

El secretario general de Sintrajap, Ronaldo Blair, dijo que a partir del próximo lunes el Gobierno, el sindicato que representa y APM Terminals negociarán el mecanismo de distribución de contenedores que operará una vez que entre en funcionamiento el nuevo puerto. El sindicato apela a una distribución equitativa.

secretario de sintrajap, ronaldo blair

Blair agregó que la amenaza de huelga está suspendida, pero advirtió que en el tanto vean señales de incumplimiento reactivarán las protestas.

SECRETARIO DE SINTRAJAP, RONALDO BLaiR