Unos 300 millones de ancianos en el mundo no reciben "cuidados de larga duración"

Calidad de vida​El estudio de la OIT abarca al 80 por ciento de la población mundial de 65 años o más

Más de la mitad de la población mundial de 65 años o más, unos 300 millones de personas, están excluidas de los cuidados de larga duración (CLD), advirtió el lunes un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Los cuidados de larga duración son el sistema de actividades llevadas a cabo por cuidadores informales o profesionales para conseguir que una persona que no sea totalmente capaz de cuidar de sí misma mantenga la mejor calidad de vida posible, según los define la OMS.

Esa exclusión se debe a la falta de cobertura social para financiar el cuidado de los ancianos y a la carencia de personal especializado, señaló el informe.

El estudio La protección de los CLD para las personas mayores: Un análisis de los déficits de cobertura en 46 países, abarca 80% de la población mundial de 65 o más años de edad.

"Faltan 13,6 millones de profesionales en este sector a escala mundial", sostuvo el documento.

"La situación se ve agravada por una falta absoluta de cobertura de CLD en la mayoría de los sistemas de seguridad social", sostuvo XeniaScheil-Adlung, Coordinadora de Políticas de Salud de la OIT y autora del estudio.

"Sólo 5,6 % de la población mundial vive en países que ofrecen cobertura universal de los cuidados de larga duración", agregó la experta.

"El gasto público más bajo se registra en África, donde la mayoría de los países invierten 0 por ciento del PIB en CLD”, señaló Xenia Scheil-Adlung.

En América Latina, los países con mayor déficit en la cobertura de los cuidados de larga duración son Brasil, Argentina, Colombia y México.

El estudio afirma que "la falta de atención hacia las necesidades de CDL pone de manifiesto la discriminación por razones de género y edad".

El informe menciona "un miedo irracional expresado por la opinión pública dominante, según la cual los CDL no pueden ser financiados públicamente, y no toma en cuenta las ventajas de invertir en los CDL en términos de creación de empleo y de bienestar de la población".

El estudio propone tres medidas principales para cambiar la situación.

Se trata de garantizar la protección universal de los CLD, financiar a través de los regímenes nacionales de seguridad social o de los impuestos e incrementar la fuerza laboral del los CLD, creando así un gran número de empleos que se necesita urgentemente.

Fotos: Morguefile.com bajo licencia Creative Commons.