Vade Retro Black Friday

#depatadalargaCinco caminos alternativos para consumir el fin de semana, pero no necesariamente para malgastarlo

Huir del Viernes Negro no es el problema, sino aprovechar el tiempo mientras corremos, así que este fin de semana no hay excusa para perder la cabeza ni la billetera, porque también hay mucho que hacer –y qué ganar– en teatros, cines y restaurantes.

Rebuscar en la oferta cultural puede resultar muy provechoso: los dos últimos conciertos del año de la Orquesta Sinfónica Nacional serán este viernes y el domingo, por ejemplo.

El escenario del Teatro Nacional estará lleno, porque toca la ONS y, además de los solistas, canta el Coro Sinfónico Nacional. ¿Repertorio de quién? De Hayden y Beethoven y, de este último, su maravillosa Novena Sinfonía.

Los amantes del documental tendrán la oportunidad de ver dos joyas en el Centro de Cine: La sal de la tierra, de Win Wenders y Juliano Ribeiro Salgado, y Quebranto, del director mexicano Roberto Fiesco.

Además, un tip literario: Mathias Enard, escritor francés radicado en Barcelona y ganador del Goncourt 2015, aún no llega a librerías costarricenses, pero para qué existe internet. Su más reciente novela, Boussole (Brújula), relata la infancia del escritor en la comunidad judía de El Cairo, pero también es una erudita y densa reflexión que busca transmitir a los occidentales el amor de su autor por el Oriente, combatiendo los prejuicios, a veces tan rentables.

Este fin de semana no se trata de nadar contracorriente, sino de ver para otro lado, aunque nos juren un 70% de descuento. La indiferencia también puede ser un gran regalo.