Abuela de bebé que nació de madre con muerte neurológica: dolor quedará pero estamos agradecidos con Dios

avance médico​Solo 32 mujeres en esta condición han dado a luz en el mundo

Raquel Chaverri se convirtió en la primera paciente en Costa Rica con muerte neurológica en traer a un hijo al mundo. Este hecho tampoco había ocurrido nunca en Centroamérica.

Un tumor cerebral acabó con su vida el 13 de enero anterior, pero no con la de Deylan Isaac, quien nació con solo 30 semanas de gestación.

Los padres de Raquel, Yolanda Calderón y Walter Chaverri, ante la ausencia de la muchacha, cuidarán del nuevo miembro de la familia.

Los abuelos, que de ahora en adelante serán papás de nuevo, han vivido en las últimas semanas una vorágine de emociones: la tristeza por la muerte de su hija de 22 años y la felicidad al saber que su nieto sigue con ellos.

Cuando Raquel ingresó al Max Peralta, Deylan tenía apenas 25 semanas de gestación (un bebé es considerado prematuro si tiene menos de 37 semanas). Un sangrado intracraneal invasivo hizo que el cerebro de la mujer dejará de funcionar mientras el niño aún se formaba en su interior.

Un grupo de especialistas médicos mantuvo funcionando el cuerpo de la madre de manera artificial por 27 días para procurar que el bebé se desarrollara más.

El jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos del centro médico, Carl Fabian, señaló que lo difícil no fue la cesárea, la cual contó con la participación de más de 30 personas, si no mantener por casi un mes el entorno natural para que Deylan sobreviviera.

En el mundo solo se han llevado a cabo 32 partos de este tipo, sin embargo, solo 12 quedan en buenos términos.

Yolanda y Walter dicen que el dolor se mantendrá latente en sus vidas pero que se encuentran agradecidos con Dios y los médicos del hospital cartaginés.

El mayor deseo de la abuela es llevar a Deylan con sus otros dos hermanos y hablarle de su mamá mientras crece.

Para ello, debe superar los 1.190 gramos que pesa actualmente. El niño ya logró respirar por si mismo y está siendo alimentado con fórmula vía oral. La neonatóloga que lo atiende, Yamileth Mora, indicó que como cualquier otro prematuro es un paciente delicado, sin embargo, este ha evolucionado satisfactoriamente.

En el rostro de Deylan se ve el reflejo de su madre porque Yolanda dice que se parecen demasiado y por eso le va a regalar todos los días "una ración doble de amor".