Acreedores de Yanber aceptan en pago la empresa para saldar deudas y evitar su cierre

Acuerdo​Renegociación de pago será por los próximos diez años

Por unanimidad, los acreedores de la Corporación Yanber S.A. aceptaron en pago la empresa por las deudas que Yanber tenía con cada uno de ellos, con lo cual se evita el cierre de la compañía.

La junta de acreedores con Yanber se llevó a cabo a partir de las 9 a.m. de este viernes en el Primer Circuito Judicial de San José y se extendió durante seis horas.

Con la resolución oficial del juez, las acciones y bienes de la empresa pasarán a ser propiedad de un fideicomiso, cuyos dueños son los acreedores, explicó el director legal de Yanber, Marco La Touche.

director legal Yanber, marco La Touche

En junio del año anterior la empresa costarricense que emplea a 490 trabajadores solicitó al Juzgado Concursal I Circuito Judicial de San José la apertura de un proceso de Convenio Preventivo que le permitiera reorganizar y renegociar las deudas con sus acreedores financieros en un plazo de 10 años para evitar el cierre de operaciones, iniciadas en 1953.

La medida se tomó ante la falta de liquidez y la "difícil situación financiera" que enfrentaba la compañía, a razón de inversiones que no generaron las utilidades inicialmente planificadas y por la ventaja que uno de sus competidores tuvo en la producción de empaques para racimos de banano.

Samuel Yankelewitz, Presidente de la Corporación Yanber durante las últimas seis décadas, dijo mediante un comunicado de prensa que recibía la noticia de que la empresa continuará operando "con mucha satisfacción".

"Hoy cierro un capítulo en mi vida empresarial que nunca imaginé que viviría, pero salgo con la cabeza en alto porque de acuerdo con el marco legal se procedió para buscar una solución conveniente para todas las partes y honrando todas las deudas con las instancias públicas y privadas”, mencionó Yankelewitz.

Las deudas ascienden a más de $60 millones, según el director legal de Yanber.