Activistas abogaron este sábado por un Estado laico y sin concordato con el Vaticano

El movimiento denominado "Invisibles Costa Rica", en compañía de otras organizaciones de derechos humanos, se manifestaron este sábado en el centro de San José a favor de un Estado laico y sin concordato con el Vaticano.

Alrededor de la 1 p.m., se concentraron en el Parque Central y luego se dirigieron hasta la Cancillería para expresar su oposición a un acuerdo bilateral entre Costa Rica y el Vaticano.

En noviembre de 2013, el Papa Francisco dio luz verde para reanudar las negociaciones de este acuerdo entre ambos Estados, las cuales estaban suspendidas desde la renuncia de Benedicto XVI en febrero del mismo año.

El acuerdo busca modernizar la relación del Estado costarricense con el Vaticano, sin embargo, "los invisibles" consideran que las negociaciones se manejan con secretismo.

Según el presidente del Movimento Diversidad, Marco Castillo, ese "secretismo" se debe a que quieren mantener la misma situación actual: pagar maestros de religión, construir capillas en oficinas públicas y exoneración de impuestos.

En Costa Rica, aunque existe libertad de culto, el artículo 75 de la Constitución Política indica que la religión del Estado es la católica.