Actos de la tripulación de ferry naufragado "equivalen a un homicidio", dice Presidenta surcoreana

La presidenta surcoreana, Park Geun-hye, afirmó este lunes que los actos del capitán y de la tripulación del ferry que se hundió el miércoles pasado con 475 personas a bordo "equivalen a un homicidio".

"Los actos del capitán y de ciertos miembros de la tripulación son totalmente incomprensibles, inaceptables y equivalen a un homicidio", declaró la Presidenta en una reunión con altos responsables políticos.

"No sólo yo, todos los surcoreanos tenemos el corazón roto, bajo la conmoción, y henchido de cólera", afirmó la gobernante, quien la semana pasada tuvo delante a familias de desaparecidos, estudiantes la mayoría, devoradas por el dolor y la indignación, en un tenso encuentro.

Las familias de los fallecidos (59, según el último balance) y desaparecidos (243) critican agriamente la reacción del Gobierno y autoridades después del naufragio y aseguran que los socorristas tardaron demasiado en introducirse en el ferry, enteramente sumergido.

Cada vez se hace más evidente que el capitán del barco, Lee Joon-seok, de 59 años, y muchos de experiencia, retrasó demasiado la evacuación del ferry y luego abandonó a su suerte a los pasajeros cuando dejó el barco con cientos de personas atrapadas, añadió la Presidenta.

"Esto supera completamente la imaginación, desde un punto de vista legal y moral", declaró Park. La investigación examinará todas las partes implicadas, desde los inspectores encargados de la seguridad hasta la tripulación, pasando por los dueños del ferry, dijo.

El capitán del ferry y dos miembros de la tripulación del "Sewol" se encuentran detenidos desde el sábado pasado.