Acuerdo entre diputados de cinco fracciones permitió aprobar en segundo debate presupuesto de 2015 por ¢7,9 billones

plenario​PLN, Libertarios y bancadas cristianas votaron en contra

Un acuerdo logrado la tarde de este sábado permitió al Congreso aprobar en segundo debate el presupuesto ordinario de 2015 por ¢7,9 billones.

La negociación se logró entre diputados de los partidos Acción Ciudadana (PAC), el Frente Amplio, cuatro de los seis representantes de la Unidad Social Cristiana (PUSC), Renovación Costarricense y Accesibilidad sin Exclusión, y con lo cual se evitó una aprobación vía resolución de la Presidencia del Congreso, como ocurrió con el primer debate el pasado 24 de noviembre.

Con ello, el plan de gastos del gobierno logró 27 votos a favor y 22 votos en contra.

En tanto, el Partido Liberación Nacional (PLN), el Movimiento Libertario y los legisladores de las bancadas cristianas, Mario Redondo y Fabricio Alvarado, así como el oficialista Ottón Solís, mantuvieron su oposición al presupuesto que envió el gobierno al Congreso el pasado 1 de setiembre.

La discusión no estuvo alejada de críticas. El diputado del PAC, Ottón Solís, y quien fue el máximo propulsor de recortes, cuestionó al gobierno de su propio partido por lo que consideró una falta de compromiso con el control del gasto, así como el riesgo para la situación fiscal que generará el presupuesto aprobado.

El presupuesto nacional que propone la asignación de ¢7,9 billones para el próximo año al gobierno, pasó por la Comisión de Asuntos Hacendarios en la cual se le plantearon tres propuestas de recorte, una por ¢297 mil millones de mayoría, otra de ¢166 mil millones propuesta por el Ejecutivo y la última para reducir ¢129 mil millones promovida por el Frente Amplio.

El pasado jueves 20 de noviembre mediante votaciones, los diputados rechazaron los tres dictámenes de recortes emitidos por la Comisión de Hacendarios.

En esa misma sesión, se rechazó con 26 votos en contra y 25 a favor el proyecto de ley del presupuesto enviado por el gobierno, lo que provocó que el presidente del plenario, Henry Mora aprobara en primer debate los ¢7,9 billones para 2015 mediante una resolución.

El documento emitido por Mora fue cuestionado por 14 diputados del Movimiento Libertario, PLN, Alianza Demócrata Cristiana y Restauración Nacional quienes enviaron la resolución a consulta de constitucionalidad en la Sala IV.

Ahora los magistrados tienen un mes para definir si la actuación del Presidente del congreso de aprobar en primer debate el presupuesto nacional es inconstitucional o no.