No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Afectados por CasasVita sacaron préstamos para pagar por viviendas que nunca llegaron

​Fiscalía investiga a grupo empresarial por presunta estafa

Drahim Daoud, un marroquí de 37 años que llegó a Costa Rica hace más de una década, está tan empapado de este país que se refiere al caso del cemento chino con la misma indignación que cualquier otro ciudadano. En esta nación contrajo matrimonio y, al lado de su pareja, planeaba hacerse con una vivienda en Cariari de Ulloa, Heredia.

Precisamente en busca de ese sueño fue donde Daoud conoció del Grupo Empresarial CasasVita S.A. ... a partir de ahí todo se convirtió en una pesadilla. Hace un año le interesaba adquirir una vivienda en el condominio Los Arcos, el único de los cuatro proyectos de la compañía inmobiliaria que no es tachado de inmediato como "fantasma".

Este marroquí que hasta hace poco laboraba como traductor en la embajada de Catar en Costa Rica desembolsó $22 mil de sus ahorros y $4.700 que le pidió prestado a una hermana que vive en Francia (unos ¢15.124 millones en total) por un terreno y una vivienda que de momento lucen lejanos.

Las constantes negativas de CasasVita de retornarle su dinero lo han llevado a presentar una denuncia ante la Dirección de Apoyo al Consumidor del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) y una demanda penal ante la Fiscalía Adjunta de Fraudes del Ministerio Público, en la que el abogado Mario Valverde es representa legal, al igual que en otros 29 casos. A ellos hay que sumar otros 70 afectados que acudieron a la vía civil.

Otra de las afectadas es Paula Franco, cuyo interés radicaba en una vivienda de $195 mil en Sole Condominio, en San Rafael de Alajuela. Hoy ella describe los terrenos en los que debería habitar desde hace dos años como "un lote baldío con cierre perimetral que no tiene permisos en regla".

Franco se deshizo de un vehículo para poder pagar al contado una prima de $16 mil, que le garantizara un ahorro de poco más de $2.600 del total a cancelar y una regalía de una pantalla plana.

Ruth Mora también vive la pesadilla de Casas Vita, ella es vecina de La Aurora de Heredia y anhelaba regresar a su natal Belén, para vivir en el DistritoVita, situado en La Ribera del sétimo cantón florense.

Ella y su esposo juntaron un ¢1 millón y pidieron al banco un crédito por poco más de $12 mil, el cual los tiene pagando intereses desde hace más de tres años. Sin embargo, Mora no considera que eso sea lo peor de todo, pues "embarró" a una amiga suya al recomendarle comprar con CasasVita.

Allanamientos

Este martes fiscales del Ministerio Público y agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) allanaron dos oficinas de la compañía inmobiliaria, situadas en Santa Ana y La Guácima. También se realizaron diligencias en el despacho de un abogado en Heredia; y en dos casas de habitación, en Santa Ana y San Rafael de Escazú, respectivamente.

Las autoridades judiciales iniciaron a eso de las 8:00 a.m. la búsqueda evidencia documental y electrónica relacionada con el caso se tramita bajo el expediente 17-000354-1220-PE y en el que figuran como imputados tres hombres de apellidos Villagra Martínez, Vargas Ramírez y Murillo Sánchez, así como una mujer apellidada Solís Gómez, según confirmó la Fiscalía.

El abogado Mario Valverde calcula que sólo en el supuesto fraude del que sus clientes fueron víctima, la cifra supera los $3 millones.

El Ministerio Público comunicó que, en apariencia, por medio de dos sociedades anónimas, "los sospechosos habrían suministrado información engañosa a los ofendidos, quienes entregaron importantes sumas de dinero por concepto de prima y adelanto para la compra de casa, dinero con el cual se financiaría la operación de la empresa".

Además, supuestamente se habría registrado la venta de una misma propiedad a más de una persona, lo que impide que una de ellas pueda disponer del inmueble por el que pagó, generando, al mismo tiempo, ingresos dobles a partir de un solo bien.