Agresores por violencia doméstica usarán brazalete electrónico, según proyecto aprobado en primer debate

plan​Reforma fue incluida en texto que Congreso votó este miércoles para descongestionar cárceles

Los agresores por violencia doméstica que tengan prohibición legal de acercarse a las víctimas deberán usar un brazalete electrónico, si así lo ordena un juez.

Esta reforma es parte de los cambios que los diputados de la Comisión Plena Tercera del Congreso hicieron al proyecto de Mecanismos Electrónicos de Seguimiento en Materia Penal, que se aprobó en primer debate este miércoles por la tarde.

El jefe de la fracción legislativa del Movimiento Libertario, Otto Guevara, informó que los agresores usarán el brazalete para que las autoridades sepan su ubicación. Al mismo tiempo, la víctima tendrá un dispositivo que le alertará en caso de que el agresor se le acerque.

Otro de los cambios que se hizo al texto es que no puedan usar brazaletes para salir de prisión quienes hayan incurrido en delitos contra menores de edad.

La iniciativa aprobada este jueves pretende introducir el uso de mecanismos electrónicos como una alternativa a la prisión preventiva o como un sustituto de una sentencia privativa de libertad.

El proyecto fue aprobado en primer debate el pasado 30 de julio, sin embargo, los legisladores anularon esa votación el 13 de agosto para introducir esos cambios.

La primera etapa de implementación de los dispositivos electrónicos para liberar a presos no peligrosos costará $1 millón al Estado, según el Ministerio de Justicia.

De acuerdo de esa cartera, cada dispositivo de rastreo electrónico cuesta $15 dólares diarios, mientras que mantener a un privado de libertad tiene un costo de $48 por día.

Los dispositivos electrónicos se aplicarán para quienes descuentan medidas cautelares o para quienes tengan una primera sentencia en firme que no supere los seis años