Agua contaminada deja en silla de ruedas a cientos de habitantes en pueblo entre India y Paquistán

tóxica​Informe alemán demostró que contiene peligrosos niveles de plomo arsénico y uranio

A esta comunidad la llaman el pueblo de las sillas de ruedas y creen que el problema se debe al agua. Los lugareños dependen del líquido subterráneo que extraen con bombas y pozos para beber, cocinar, lavar, regar plantas y dar de beber a los animales.

Pero un informe alemán demostró que el agua es altamente tóxica y que contiene peligrosos niveles de plomo arsénico y uranio. Creen que fábricas y empresas de teñido contaminan el río local. Una situación que empeora por las condiciones únicas de la geografía.

El gobierno ha colgado carteles advirtiendo a los residentes que el agua no es apta para el consumo humano.

Pero en muchas comunidades no se ofrece una alternativa segura o instalaciones médicas para aquellos que ya padecen los efectos de los tóxicos.