"Ahora los muertos se me aparecen en sueños", cuenta sobreviviente de alud en Colombia

El minero Manuel Cifuentes tiene pesadillas con los compañeros a los que no pudo ayudar, según dijo, tras el alud en la veta ilegal del oeste de Colombia donde trabajaba junto con otros obreros y que dejó 10 muertos y 6 desaparecidos.

"Logré escapar y ayudé a una señora que había quedado sepultada hasta la cintura, quien finalmente murió. Ahora los muertos se me aparecen en sueños", relató este sobreviviente de 25 años, originario de Popayán, departamento del Cauca.

Cuando acababan sus labores, el grupo que controlaba el sitio –del cual los trabajadores no dieron mayores detalles– permitía a cientos de mineros artesanales ("barequeros") extraer manualmente el oro y lavarlo.

La minería ilegal es una práctica extendida en Colombia y alcanza hasta el 80% de las explotaciones del país, según datos oficiales.

José Rodrigo Murillo, un hombre bajo y muy delgado de 44 años, también estaba en la veta ese día. Trabajaba allí desde hacía un año y medio, luego de perder su empleo en una fábrica de ladrillos del mismo municipio, tras quedar tuerto en un accidente laboral que lo dejó incapacitado durante meses.

"La noche del miércoles fue de pánico y dolor. Me alegro de que ya me hubiera retirado, porque si no, me sepulta también", dijo, a la vez que lamentó haber perdido su fuente de ingresos. "Yo tengo hijos qué mantener. Acá no hay empleo para mí", añadió.

Murillo logró escapar de un primer alud e incluso se volvió junto a Cifuentes para ayudar a sus compañeros.

"Íbamos con Manuel para rescatar a una señora sepultada hasta la cintura. Nos pedía que por favor le colaboráramos porque no se quería morir, pero cuando vino un segundo alud, corrimos", agregó.

Cuando volvieron, según él, la mujer ya estaba muerta. Junto con otros mineros, tardaron 3 horas en sacarla. "Cada vez que lográbamos algo, el lodo volvía a meterse", recordó Cifuentes, quien se inició en la minería luego de recibir cinco balazos en un combate con guerrilleros, mientras hacía el servicio militar.

Colombia padece un conflicto armado desde hace 50 años, que ha dejado seis millones de víctimas según la ONU, en el que han participado fuerzas militares, guerrillas de izquierda, paramilitares de derecha y bandas narcotraficantes.

Gran parte de las minas sin licencia en Colombia son controladas por algunas de las organizaciones armadas ilegales, que obtienen ganancias de la venta del oro y de la extorsión a quienes extraen el metal y a los dueños de la maquinaria pesada.