Al menos 32 muertos y 9 desaparecidos por deslizamientos en Hiroshima

Desastre​Japón ha sido azotado las últimas semanas por unas lluvias torrenciales calificadas de “terribles” por la agencia meteorológica, que hicieron subir las aguas muy por encima del nivel de alerta

Al menos 32 personas murieron y otras 9 desaparecieron en deslizamientos de tierra provocados este miércoles por lluvias torrenciales en la ciudad japonesa de Hiroshima.

Las consecuencias de esta tragedia se agravan con el transcurso de las horas. Un balance anterior hablaba de 27 heridos y 10 desaparecidos.

"Son unas lluvias insólitas y un desastre de gran magnitud. Además, existe riesgo de más precipitaciones", declaró a la prensa el primer ministro Shinzo Abe, que interrumpió sus vacaciones.

"He dado la orden de reforzar las operaciones de socorro y para ello se enviarán varios centenares de soldados de las fuerzas de autodefensa", añadió.

En total, 630 militares fueron despachados al lugar del siniestro, según Keiji Furuya, ministro encargado de Desastres.

Estos deslizamientos sorprendieron a la población en plena noche.

Una mujer de 77 años, un niño de 2 años y su hermano de 11 años figuran entre las víctimas, indicó la cadena de televisión pública NHK, que suspendió su programación habitual para dar prioridad a esta catástrofe. También habría muerto un socorrista.

Los daños se extienden sobre unos 20 km, a través de varios barrios de Hiroshima.

Los bomberos y habitantes retiraban escombros y comprobaban la presencia de personas al pie de pendientes cubiertas de árboles por las que el lodo se ha llevado todo por delante.

La mayoría de las casas son de madera y no resistieron al embate de la tierra empapada que se desliza a gran velocidad.

La televisión mostró imágenes tomadas desde un helicóptero de urbanizaciones arrasadas y bloques de viviendas enterrados en el barro. Varios habitantes se refugiaron en los tejados y algunos tuvieron que ser rescatados por helicópteros.

Las calles cubiertas de lodo son impracticables. "Nunca había visto algo así", dijo una habitante desamparada.

"Los deslizamientos se produjeron en varios sitios a la vez. Son lugares peligrosos conocidos. Los últimos días Hiroshima ha batido un récord de lluvia y en este tipo de situación sería mejor ir a los centros de refugio aunque no siempre es previsible ni posible", subrayó un especialista en NHK.

"Esto puede continuar en los próximos días y semanas", advirtió un experto de la Universidad de Tokio.