Alcaldes piden flexibilidad en ejecución presupuestaria para evitar superávit millonario

ReacciónContraloría señala a cinco alcaldías por acumulación millonaria de recursos no ejecutados en perjuicio del desarrollo de sus comunidades

Flexibilizar los procesos de ejecución de presupuestos, procedimientos cortos de contratación y menos trámites son tres soluciones que plantean los alcaldes de las municipalidades de Escazú, Liberia y Moravia para mejor la ejecución de sus recursos y evitar la acumulación de superávit.

Las propuestas las hicieron este miércoles en el programa radiofónico Nuestra Voz.

Estos tres ayuntamientos, así como los de Parrita y La Unión, son señalados por la Contraloría General de la República por acumular (entre el 2011 y el 2014) un superávit millonario que debieron haber destinado a obras y servicios estratégicos para el desarrollo de sus comunidades.

En total, esas municipalidades registraron sumas pendientes de ejecutar que oscilan entre los ¢5,4 mil millones (2011) y ¢11 mil millones (2013).

aLCALDE DE MORAVIA, jUAN PABLO HERNANDEZ

El alcalde de Moravia, Juan Pablo Hernández, manifestó la necesidad de agilizar los procesos para que los ayuntamientos puedan gestionar con mayor celeridad las obras.


Arnoldo Barahona, alcalde de Escazú, coincidió con su colega y destacó que la liquidación del presupuesto debería ser cada dos años, pues la ejecución de los recursos tarda hasta 18 meses.

ALCALDE DE ESCAZÚ, ARNOLDO BARAHONA

ALCALDE DE LIBERIA, LUIS CASTAÑEDA

Luis Castañeda, alcalde de Liberia, se sumó a las propuestas y detalló que es urgente allanar los procesos.

Las cinco alcaldías deberán elaborar y remitir a la Contraloría General una programación de las sumas a ejecutar o transferir, en la que se detalle el saldo del superávit específico, la fecha prevista y funcionario o unidad responsable.

Foto: Facebook de la municipalidad de Escazú