Alemania recibe a miles de inmigrantes con los brazos abiertos

crisisPontífice anunció que las dos parroquias del Vaticano acogerán “en los próximos días” a familias de refugiados.

Alemania recibió el domingo con comida, ropa y mantas a miles de inmigrantes, en una ola de solidaridad a la que se sumó el papa Francisco con un llamado a las parroquias para acoger a refugiados.

En Alemania, batallones de voluntarios se movilizaron en las estaciones de tren de Fráncfort y Múnich, en el oeste y el sur, para acoger a los migrantes con carteles en los que se leía "Bienvenidos a Alemania" y ofrecerles comida, ropa y mantas.

"La gente nos trata muy bien aquí, nos tratan como a seres humanos, no como en Siria", dijo con lágrimas en los ojos Mohammad, un sirio de 32 años que tuvo que abandonar la ciudad de Quseir, devastada por la guerra.

En Múnich, un portavoz de la policía dijo que este domingo habían llegado ya 3.000 migrantes a la región de Baviera (sur), que espera un total de 5.000 durante la jornada.

El sábado entraron en Alemania 8.000 migrantes, en su gran mayoría en tren o en autobús.

Los inmigrantes llegan a Alemania desde Hungría, que este domingo restableció plenamente el tráfico ferroviario para ellos, y después de cruzar Austria.

Las iniciativas solidarias se multiplican en Europa, y este domingo el papa Francisco pidió que "cada parroquia, cada comunidad religiosa, cada monasterio, cada santuario de Europa acoja a una familia" de refugiados.

El pontífice anunció que las dos parroquias del Vaticano acogerán "en los próximos días" a familias de refugiados.

En una Europa dividida sobre qué hacer frente a la peor crisis migratoria desde el final de la Segunda Guerra Mundial, Alemania decidió flexibilizar sus normas de acogida de los ciudadanos sirios, que huyen del conflicto en su país.

La República Federal, con un población cada vez más vieja y por tanto falta de mano de obra, se ha convertido también en un destino privilegiado para iraquíes, afganos y eritreos.