Alerta de contaminación en Londres

Una gran nube de smog cubría este miércoles Londres y gran parte de Inglaterra, criticados por la Comisión Europea debido a la mala calidad del aire que respiran los británicos y los elevados niveles de contaminación.

Esta situación, que podría durar al menos hasta el viernes, fue causada por las emisiones locales, la contaminación industrial procedente del continente europeo y el polvo de la arena del Sáhara.

A pesar de que el clima es muy templado para esta época del año, con temperaturas de hasta 20 grados en la capital, el ministerio del Medio Ambiente recomendó a las personas vulnerables que eviten los esfuerzos intensos en el exterior.

Un velo de polución muy visible cubría la ciudad de Londres el miércoles por la mañana, y a lo largo de las veredas los automóviles, incluyendo el del primer ministro David Cameron, estaban cubiertos de una fina película de arena roja.

El 20 de febrero pasado, la Comisión Europea lanzó procedimientos jurídicos contra el Reino Unido por faltar a la obligación de reducir los niveles excesivos de dióxido de nitrógeno (NO2), un gas tóxico producido fundamentalmente por los vehículos.