Alerta vecinal permitió rescate de una tortuga verde en boca del río Pacuare

#buenasnoticiasOnce guardacostas patrullan desde Parismina hasta Tortuguero en época de desove, de julio a setiembre

Salió a la costa a desovar y desde ahí la arrastraron selva adentro. Cuando los guardacostas la encontraron estaba volteada sobre su caparazón y con las patas amarradas. Es la posición que los cazadores utilizan para inmovilizar a las tortugas, destazarlas y luego comerciar su carne.

Lo que salvó a esta Chelonia mudas -tortuga verde- fue la perspicacia de los locales, que siguieron el camino que dejaron en la arena los cazadores al remolcar al quelonio, que puede superar los 300 kilos de peso y 1,66 metros de longitud, hasta la selva, y de inmediato alertaron a las autoridades.

"Vecinos de la boca del río Pacuare encontraron su rastro y nos alertaron," dijo el director de la Estación de Guardacostas de la zona, Javier Cubero. "Los sujetos la abandonaron cuando se dieron cuenta de la presencia policial en la zona".

La tortuga verde puede poner unos 150 huevos y hasta 600 en toda una temporada. De estos, unos 400 rompen el cascarón y sobreviven. De ahí que salvar a una tortuga implique salvar a cientos más.

"Uno se siente muy bien de poder ayudar", dice Cubero. En total, este año los Guardacostas y la Fuerza Pública han decomisado unos 1.000 huevos extraídos ilegalmente en toda la región de Parismina, Tortuguero y Pacuare. "Son pequeñas cosas, pero uno está haciendo algo por el país", dijo el guardacostas. El hecho ocurrió este sábado.

DIRECTOR DE LA ESTACIÓN DE GUARDACOSTAS DE PACUARE, JAVIER CUBERO