Con obra "Historias para ser contadas", hija del director Alfredo Catania le rinde homenaje póstumo

Remembranza​La bailarina y actriz Andrea Catania rememora a su padre quien montó dos veces con gran éxito la obra en el país

Cada noche en el escenario, la actriz y bailarina Andrea Catania recuerda aún más a su padre Alfredo Pato Catania, en "Historias para ser contadas", actual montaje de la Compañía Nacional de Teatro (CNT).

La puesta en escena le rinde un homenaje póstumo al maestro, director y actor argentino-costarricense fallecido el año pasado, y Andrea confiesa que sigue procesando el duelo mientras encarna los personajes de la obra.

aCtriz y bailarina, Andrea Catania

Andrea fue llamada especialmente a formar parte del elenco, pues Pato Catania dirigió la obra con gran éxito en dos oportunidades en nuestro país, cuando aún ella no había nacido; en consecuencia, al participar en estos días en la puesta en escena, percibe y agradece el amor profesado por sus colegas que recuerdan con gran cariño y respeto a su padre.

Historias del maestro Pato

En 1967, recién llegado Pato Catania a Costa Rica, montó "Hitorias para ser contadas" del dramaturgo argentino Osvaldo Dragún, en el Teatro Nacional, junto a su hermano Carlos Catania y la actriz Gladys Catania.

Posteriormente, ya radicado en nuestro país, la montó a principios de la década de los 80, cuando fundó el Teatro La Carpa junto a su segunda esposa Mercedes González, madre de Andrea y compañera de vida hasta sus últimos días.

De acuerdo con Andrea, el montaje en aquella época marcó una diferencia con su estilo versátil y a la vez sencillo, siendo representado durante tres años en una gran cantidad de comunidades por todo el territorio nacional, en lugares tan distintos como un estadio y a las salidas de las misas.

ACTRIZ Y BAILARINA ANDREA CATANIA

La historia del teatro en Costa Rica dio un giro fundamental hacia su profesionalización cuando Pato Catania aportó su conocimiento y experiencia al movimiento, pues para el maestro esta expresión artística se debía basar en la disciplina, la dedicación diaria y sistemática, y en el compromiso pleno.

Esta forma de vida fue absorbida como una esponja por Andrea desde su infancia, y aunque Pato Catania no le "enseñó" a actuar en el sentido estricto de la palabra, ella siente que aprendió de este hombre de teatro que fue un maestro en general.

En su vida profesional, Andrea Catania optó por la formación en danza contemporánea, y estudió en Alemania con la compañía de la reconocida maestra Pina Bausch. Estando en Berlín, fundó junto a Alex Catona su propia compañía de teatro físico "Lasafueras", que trasladó a Costa Rica en donde vive.



Y a pesar de este vínculo artístico tan estrecho e íntimo con el teatro, no fue sino hasta el 2007 que Pato Catania le propuso a su hija trabajar juntos en "Bartleby, el escribiente", una adaptación de la obra de Herman Melville; la puesta en escena les deparó dos premios nacionales (entre otros muchos otorgados a Pato).

ACTRIZ Y BAILARINA ANDREA CATANIA

La actual versión de "Historias para ser contadas" es dirigida por Vivian Rodríguez y estará en temporada hasta el 26 de julio en el Teatro La Aduana, en Barrio Escalante, para luego presentarse en comunidades de la zona Sur del país del 10 al 14 de agosto.

Las funciones en el Teatro La Aduana, ubicado en Barrio Escalante, tienen un horario de jueves a sábado a las 8 p.m. y domingos a las 5 p.m.

La entrada cuesta ¢5.000 y ¢2.500 para estudiantes con carné y ciudadanos de oro. La obra es para todo público.

Más información al 2257-8305 y 2257-8304.

Fotos cortesía de la Compañía Nacional de Teatro.