No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Amerindios indignados con Trump por "insulto racista" sobre Pocahontas

Portavoz, Sarah Sanders, defendió el uso del apodo y calificó de "ridículas" las acusaciones de racismo.

Las principales organizaciones de amerindios denunciaron el uso por parte del presidente estadounidense, Donald Trump, del nombre de Pocahontas como "insulto racista" para referirse a una senadora nativa, durante un acto en la Casa Blanca.

Trump presidió el lunes un homenaje a los indígenas navajo que crearon un código de comunicación durante la Segunda Guerra Mundial, que los japoneses nunca lograron descifrar.

En medio de su discurso, el mandatario mencionó a Pocahontas, la hija predilecta del jefe indígena Powhatan que se enamoró de un colono inglés, para aludir a la senadora Elizabeth Warren, del ala izquierda del Partido Demócrata y feroz opositora de Trump.

La Casa Blanca salió al paso enseguida para negar cualquier connotación racial en las palabras del mandatario, ante el revuelo que despertaron.

Su portavoz, Sarah Sanders, defendió el uso del apodo y calificó de "ridículas" las acusaciones de racismo.

El Congreso Nacional de Amerindios (NCAI, por sus siglas en inglés) lamentó sin embargo en un comunicado "el uso que hizo el presidente del nombre de Pocahontas para insultar a una adversaria política", que "ensombreció el verdadero objetivo de la ceremonia".

"Pedimos al presidente que se abstenga de usar su nombre de forma que denigre su legado", añadió. Pocahontas fue "una heroína del pueblo, de la tribu india Pamunkey de Virginia", recordó.

La Alianza de las Tribus de la Era Colonial (ACET, por sus siglas en inglés), otra organización nativa, dijo de su lado que "los nombres amerindios, históricos o contemporáneos, no están para ser usados como insultos. Hacerlo es como rebajarlos a insultos racistas".

Una representante de la Comunidad Navajo, Amber Kanazbah Crotty, también señaló que los comentarios "negligentes" de Trump son "el último ejemplo de la ignorancia sistemática y profunda sobre los amerindios y sobre nuestro derecho intrínseco a existir y practicar nuestras formas de vida".

La senadora Warren dijo que los comentarios son "una vergüenza para nuestros valores y un insulto vergonzoso para los héroes de nuestra historia".