No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Ampliación de bulevar de la Avenida Central hasta la Asamblea Legislativa bajo estudio

​Calle 15 cerrará para unir al Parque Nacional con la Plaza de la Democracia

La amplicación del bulevar de la Avenida Central hasta el Castillo Azul se encuentra bajo el estudio de la Municipalidad de San José y la Asamblea Legislativa, como una iniciativa que pretende integrar sitios públicos que representan las bases de la democracia costarricense.

El proyecto pretende unir el Parque Nacional con la Plaza de la Democracia a través de espacios por los que los ciudadanos podrán esparcirse en los alrededores del nuevo edificio del Primer Poder de la República en Cuesta de Moras, el inmueble actual, el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), el Museo Nacional de Costa Rica y el Museo de Jade.

Lo anterior sería posible de concretarse el cierre de 300 metros de la Avenida Central con los respectivos permisos del municipio capitalino y el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), luego de que se conozca, en un plazo aproximado de tres meses, el resultado de un estudio de impacto vial pendiente de adjudicación.

El cambio incluye la extensión del bulevar desde la soda Chelles hasta el inmueble que alberga en la actualidad al pleno de diputados.

Un proceso similar atravesó la calle 15, que es la que separa en el costado oeste del actual edificio parlamentario con el que se encuentra en construcción, hasta recibir la debida autorización para convertirse en una plaza por la que la población podrá caminar y manifestarse.

El director ejecutivo de la Asamblea, Antonio Ayales Esna, explicó que dicha posibilidad ha sido valorada en reuniones que han sostenido con autoridades municipales desde mediados del 2017. En las citas también ha estado presente la Dirección General de Ingeniería de Tránsito.

El gerente de Provisión de Servicios, Marco Vinicio Corrales Xatruch, indicó que de parte de la Municipalidad existe una preocupación por el futuro de la concurrida vía, ya que por ella transitan la mayoría de los buses que provienen de la parte este de la capital.

Otro de los aspectos que ambos funcionarios destacaron como una posible traba es el costo de la obra y la fuente de su financiamiento.

Los trabajos están valorados en ¢400 millones, según Corrales, y provendrían, como manifestó Ayales, de recursos del Congreso y el municipio.

Impacto vial

Parte de las conversaciones entre representantes legislativos y municipales está la implementación de un estudio de impacto vial que, a su vez, definiría el futuro del proyecto.

En caso de que el resultado del análisis sea negativo, la iniciativa podría quedar tan sólo en el papel o podría sufrir modificaciones hasta un punto mixto, que incluya la permanencia de un carril.

Para la realización del estudio, el Departamento de Servicios Generales del Congreso solicitó a la MOPT que determine los requerimientos mínimos para elaborar el cartel y así adjudicarla a una empresa especializada.

Se espera que las exigencias estén determinadas en un plazo máximo de dos semanas y que el análisis inicie en un mes, con un plazo máximo de dos meses. El costo del estudio oscilaría entre los $5 mil y los $10 mil.