Ampliación de muelle petrolero en Moín reducirá en 60% fletes de combustibles al país

proyecto​Menos atracos de barcos con hidrocarburos a Costa Rica abarataría precio final de gasolinas

La ampliación del muelle petrolero de Moín, en Limón, reducirá en un 60 por ciento los fletes de combustibles al país, dijo este sábado el gerente de Desarrollo de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), Leonel Altamirano.

De acuerdo con Altamirano, la ampliación de la terminal petrolera permitirá la llegada de barcos de hasta 80 mil toneladas, es decir embarcaciones cuyo peso duplica el de las que ingresan al país en la actualidad.

El funcionario precisó que con las nuevas obras se reducirá la cantidad de barcos que entrará al país y por ende el gasto nacional en fletes de hidrocarburos, lo que al final se reflejará en los precios finales de los combustibles a los consumidores.

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, inspeccionó este sábado por la mañana los trabajos de ampliación del muelle petrolero en Moín, una obra que se inició el 16 de mayo de 2012 y que tiene un costo de $98 millones.

Solís afirmó que el muelle de Recope es una obra que se complementará con la ampliación de la ruta 32, que comunica San José con Limón, la terminal de contenedores de Moín y el desarrollo de programas de infraestructura social en la provincia durante los próximos años.

Las obras de ampliación están a cargo del consorcio mexicano-costarricense ICA-MECO y concluirán en el último trimestre de este año, según confirmó Altamirano.

Recope importó el año pasado 19,57 millones de barriles de petróleo al país, lo que representó un costo de $2.105 millones.