Amsterdam ya tiene un museo de la prostitución

Un nuevo museo abre este jueves en el Barrio Rojo de Amsterdam, destinado a mostrar "la realidad del mundo de la prostitución", y llevando a los turistas detrás de las célebres "ventanas".

"Siempre me pregunté lo que realmente sucedía detrás de las ventanas del barrio, la forma en que ellas viven su vida, cómo es su mundo", explicó a la AFP Melcher de Wind, uno de los creadores de este nuevo museo, surgido de una iniciativa privada.

Aproximadamente, 7.000 personas trabajan en la prostitución en Amsterdam, y 75% de ellas provienen de países de bajos ingresos, sobre todo de Europa del Este, según la municipalidad.

En las 409 "ventanas" que tiene la ciudad, las mujeres pagan un 'alquiler' en torno a 150 euros diarios y trabajan 11 horas diarias, seis días por semana. La visita de un cliente dura en promedio 10 minutos. La entrada al museo cuesta 7,50 euros.