No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Asalto contra guardaparques llevó a reducir vigilancia en San Lucas

​Bomberos y OIJ investigan los motivos del siniestro

Un asalto del 16 de agosto contra dos guardaparques del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) llevó a la entidad a reducir la vigilancia en la isla San Lucas, dónde la madrugada del domingo se presentó un incendio que calcinó un inmueble de 300 metros cuadrados construido en 1930, declarado Patrimonio Histórico Arquitectónico en 1995.

El ataque es uno de los motivos por los cuales las autoridades tuvieron que variar los turnos en los que agentes velan por la seguridad en la isla, sumado al deterioro que presenta el pozo de agua potable, el cual se cree está quebrado.

En el asalto, tres sujetos robaron las armas de los guardaparques, los electrodomésticos de la cabaña que estos habitaban así como dinero en efectivo que correspondía a lo recaudado por visitación turística, según explicó el director del SINAC, Mario Coto, en una entrevista la tarde de este lunes con AmeliaRueda.com.

También afectaron la infraestructura "al punto que esta quedó inservible".

La violencia presenciada en el robo, donde incluso uno de los agentes fue golpeado y amarrado, llevó a variar los turnos en los cuales se vigila la isla. Desde entonces los personeros del Sistema visitan el lugar solo tres días a las semanas, duermen en tiendas de acampar y transportan el agua en bidones desde Puntarenas.

Para mantener una vigilancia constante, el SINAC ha pedido la colaboración de la Ministerio de Seguridad Pública (MSP) y personas de la Asociación de Voluntarios (ASVO). Justamente estos últimos eran quienes resguardaban la isla el domingo y quienes alertaron sobre el siniestro, pues los guardaparques se retiraron el viernes anterior en horas de la tarde.

El Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (INCOP) y la Municipalidad de Puntarenas ofrecieron dos agentes de seguridad nuevos cada uno, pero los mismos no han sido contratados.

Ese antecedente, además de los rastros de fogatas y desechos como latas de cerveza, despiertan sospechas en las autoridades del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio (CICPC) de que el incendio fue ocasionado por actos de vandalismo, tal y como lo indicó a este medio su director, William Monge.

En la actualidad, el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Costa Rica y el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) llevan a cabo una pesquisa para determinar las causas del incidente. De las indagaciones, Coto adelantó que la policía judicial presuntamente halló hidrocarburos que habrían sido utilizados como aceleradores.

"En el caso de San Lucas hay que ver lo que determinen las investigaciones para ver si ratifican que fue vandalismo. Pareciera que es así, no es probado, pero casi se presume que por ahí va el asunto porque hay antecedentes de un asalto hace dos meses", indicó Monge.

La edificación, compuesta por una planta de concreto y otras dos de madera, recibió en 2011 ¢106 millones del presupuesto del Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ) a través del CICPC para su restauración. Tres años después el INCOP y el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) restauró la capilla y un inmueble aledaño a la comandancia.

El Director confesó que el inmueble no contaba con un proyecto sostenible que garantizara los servicios públicos, debido, principalmente, a la falta de disponibilidad de agua. Lo anterior, aunado a la falta de electricidad, motivó a que la comandancia no fuese ocupada, lo que en la mayoría de los casos eleva las posibilidades de deterioro por indigentes que lo toman como refugio.

Según Monge, los esfuerzos de la entidad suscrita a la cartera de Cultura estuvieron dirigidos a lo largo del tiempo a los patrimonios en riesgo en materia sísmica. A partir de la ley 8.228 del Cuerpo de Bomberos de Costa Rica, las acciones fueron redireccionadas a la prevención de incendios.

Este medio dio a conocer en agosto anterior que sólo 1 de los 386 edificios declarados patrimonio cumple con el Código Eléctrico. En la misma publicación, el jefe de la Unidad de Prevención e Investigación de Incendios, Alexander Solís, reconoció que más del 50 por ciento de los siniestros atendidos por Bomberos tienen que ver con fallas el sistema eléctrico.

El Director del Centro de Patrimonio viajará el martes 28 de noviembre a la isla situada en el Pacífico en coordinación con los guardacostas del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) y de la Municipalidad de Puntarenas, a la cual pertenece el terreno. El alcalde porteño, Randall Chavarría, también efectuará la visita.

Tanto Monge como Chavarría forman parte de una comisión interinstitucional en la que participan el CICPC, el ICT, el SINAC, el INCOP y el ayuntamiento puntarenense. El foro ha sostenido varias reuniones y visitas a la isla, valorando la posible construcción de nueva infraestructura para abrir servicios turísticos en San Lucas.

Un incidente similar se presentó en agosto del presente año, cuando la iglesia de Copey de Dota fue consumida por las llamas en 40 minutos. Otro antecedente reciente se remonta a abril del 2016, con la pérdida total del icónico Black Star Line de Limón.

Fotografías tomadas de: Ronaldo Montero.