Araya abandona campaña porque "se presenta muy difícil y llena de obstáculos"

El candidato del Partido Liberación Nacional (PLN), Johnny Araya, confirmó este miércoles que se retira de la campaña electoral porque la ruta hacia la segunda ronda "se presenta muy difícil y llena de obstáculos".

Leyendo una declaración, a la 1:30 p.m. en el hotel Corobicí, Araya dijo que tomó la decisión tras comprobar "la existencia de una voluntad inclinada más y más por el relevo del partido en la gestión del Gobierno".

El liberacionista hizo el anuncio acompañado por su esposa, Sandra León, sus hijos, los candidatos a las Vicepresidencias, Silvia Lara y Jorge Pattoni, diputados electos y dirigentes de su partido.

En su intervención, el verdiblanco agregó que tampoco favorecería recurrir a "tácticas innobles" para ganar la lucha electoral.

El candidato -a quien una encuesta de la Universidad de Costa Rica divulgada este miércoles lo colocó con una intención de voto de 20,9 por ciento frente al 64,4 por ciento que alcanzó Solís- hizo un llamado a los liberacionistas a ejercer una oposición responsable a partir del 8 de mayo.

"Dedicaré mi mejor esfuerzo al fortalecimiento del Partido Liberación Nacional, renovando su esencia social demócrata. Las condiciones adversas nos llevan a reposicionarnos en preparación de nuevas batallas por Costa Rica", aseveró.

Araya oficializó su retiro de la campaña electoral, un hecho inédito en la historia política reciente de Costa Rica, luego de comunicar su decisión al comando de campaña, a la futura bancada legislativa verdiblanca y al Directorio Político del Partido Liberación Nacional, agrupación que ha gobernado el país desde el Poder Ejecutivo en los últimos 8 años.

Al final de su mensaje, el exalcalde de San José aseguró que "sin amargura ni frustración, mi corazón queda limpio y sereno al servicio de la patria".

El aspirante verdiblanco se retiró inmediatamente después de finalizada su alocución, adelantando que no atendería preguntas de las prensa en este "trance difícil".