Araya dice que ganará "holgadamente" en primera ronda este 2 de febrero

Con aires de triunfo, el candidato presidencial del Partido Liberación Nacional (PLN), Johnny Araya, recorrió el Paseo Colón en el denominado "domingo familiar", donde concluyó su campaña.

En su recorrido, que empezó al mediodía y se prolongó por poco más de dos horas, Araya se subió a tres tarimas y dio el mismo mensaje a sus simpatizantes: "Este 2 de febrero vamos a ganar holgadamente en primera ronda".

En compañía de su esposa, Sandra León, dijo que su candidatura es sinónimo de democracia y libertad e hizo un llamado para que los costarricenses salgan a votar y no escojan los extremos, en alusión a sus cercanos rivales, José María Villalta, del Frente Amplio, y Otto Guevara, del Movimiento Libertario.

Entre inflables y rings de boxeo y lucha libre, el verdiblanco estuvo acompañado por cientos de seguidores y personas que aprovecharon la actividad para llevar a sus hijos.

Al evento también acudieron sus tres hijos -Gabriela, Gloriana y Sergio- y los candidatos a las Vicepresidencias, Jorge Pattoni y Silvia Lara.

En el recorrido y en las tarimas fue común ver a exministros de la segunda administración de Óscar Arias (2006-2010), como Marco Vargas, de Transportes, y Francisco Berrocal, de Seguridad.

También estuvo el expresidente del Banco Central en esa administración, Francisco de Paula Gutierrez, y el entonces viceministro de la Presidencia, Roberto Thompson, quien actualmente es alcalde de Alajuela y quien llegó en compañía de su esposa, Shirley Calvo, directora de Dinadeco.

En la última tarima donde Araya se subió en compañía de Erick León y la Jungla, estuvo presente Irene Pacheco, quien fue asistente personal de la presidenta Laura Chinchilla y quien tuvo que renunciar por el escándalo del viaje a Perú.

Además se vio a la diputada del PASE, Rita Chaves.

Según estimaciones del PLN, a la actividad acudieron aproximadamente 25 mil personas, quienes participaron de las clases de zumba, se montaron en los inflables y al toro mecánico o jugaron en los ring de pelea.

El jefe de despacho de Araya, Jorge Villalobos, informó que la actividad costó ¢20 millones. Este monto no incluyó el costo de las tarimas, el sonido y los signos externos. Solo cubrió banderas, calcamonías y camisetas.

Explicó que esos rubros los cotizaron en un solo paquete para toda la campaña con el fin de ahorrar dinero. Agregó que se contrataron 15 buses para movilizar simpatizantes.

Jefe de despacho de araya, jorge villalobos