Johnny Araya y Luis Guillermo Solís apoyan crear impuesto al valor agregado

Los candidatos están conscientes que de llegar a la Presidencia, en mayo entrante, encontrarán las arcas del Estado con un déficit de alrededor del 5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Por ello, aunque el tema de nuevos tributos resulte impopular en campaña electoral, algunos prefieren no huirle al tema y revelar sus propuestas.

Los aspirantes de los partidos Liberación Nacional (PLN) y Acción Ciudadana (PAC), Johnny Araya y Luis Guillermo Solís, respectivamente, son los únicos que concuerdan en la idea de pasar de un impuesto de ventas a uno al valor agregado, más conocido como IVA.

El IVA es un tributo que deben pagar los consumidores al Estado por un determinado producto o servicio. A diferencia de otros impuestos, el IVA recae sobre los costos de producción y ventas de las empresas y se devenga de los precios que pagan los consumidores.

El liberacionista asegura que, de llegar a Zapote en 2014, impulsará el IVA y los tributos sobre ganancias a los capitales como medidas para generar recursos frescos.

Araya sostiene que el déficit fiscal amenaza la gobernabilidad de Costa Rica.

La situación fiscal del país alarmó a la misma Contraloría General que reveló que el país necesita aumentar en ¢900 mil millones los ingresos estatales.

El candidato del PAC respalda también pasar al modelo del IVA, pero advierte que la transición debe ser progresiva.

Luis Guillermo Solís asegura que su agrupación está anuente a discutir la propuesta fiscal que el dio a conocer el Poder Ejecutivo el jueves pasado.

Una de los puntos estratégicos es si la Asamblea Legislativa está en capacidad de discutir un proyecto fiscal en este momento.

El diputado y candidato a la Presidencia por el Frente Amplio, José María Villalta, dice que el Congreso puede asumir esta discusión en los seis meses restantes de gestión.

En su propuesta, Villalta propone impulsar una reforma al impuesto sobre la renta y propiciar una mejor recaudación de los tributos actuales, así como sancionar de forma más severa la evasión.

Quien prefiere no aventurarse a dar una posición definitiva es el candidato socialcristiano Rodolfo Piza.

Afirma que en este momento su propuesta política no contempla nuevos impuestos, tampoco el IVA y ni reformar el impuesto sobre las ventas.

Manifiesta que cada una de estas opciones debe verse por aparte y que no negociará proyectos que contengan múltiples propuestas.

CANDIDATO DEL PUSC, RODOLFO PIZA

Ameliarueda.com trató de conocer la versión del libertario Otto Guevara, pero no fue posible localizarlo. Sin embargo, el rojiblanco ha sostenido que en un eventual gobierno suyo no se generarían nuevos tributos.