No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Arcas vacías y reforma financiera esperan al 2018, según economistas​

​Consenso entre Gobierno y partidos se vio afectado por el caso del cemento chino

Un panorama económico complicado y difícil de solucionar, con las arcas del Estado vacías y el reto de liderar una impostergable reforma financiera, espera al futuro gobernante de Costa Rica en el 2018.

Así lo hicieron ver los economistas Edgar Ayales, candidato a primer vicepresidente de la República por el Partido Liberación Nacional (PLN), y Edna Camacho, postulada también a la primera vicepresidencia por el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

Los expertos coincidieron en que el desbalance entre los ingresos y los gastos del Gobierno se han acrecentado por el pago de intereses de la abultada deuda pública, por lo que la realización de una reforma financiera y el establecimiento de reglas constitucionales que eviten la repetición de situaciones deficitarias en la hacienda pública son impostergables.

Para el exministro de Hacienda, Edgar Ayales, el panorama de las finanzas públicas se torna cada vez más complicado, producto de la ausencia de acciones legales y administrativas para contener el gasto y ampliar las fuentes de ingresos tributarios.

Por eso propone que el próximo gobierno aproveche el lapso entre las elecciones de febrero y el relevo presidencial en mayo para alcanzar un consenso político que facilite hacer las reformas legislativas que hoy urgen las finanzas públicas

Entre los cambios a emprender, mencionó la transformación del Impuesto de Ventas en un Impuesto al Valor Agregado (IVA) y la introducción de cambios en los gravámenes a la Renta. Además, añadió que estas acciones son necesarias pero insuficientes. Hay que promover además la creación de reglas financieras que impidan que se produzcan situaciones similares a la actual, de clara inestabilidad económica, agregó.

Para la economista Edna Camacho, la situación actual es muy delicada, pues muestra un crecimiento lento de la actividad económica y un alto desempleo (9,4 por ciento). Ante este panorama, lo más urgente para el país es reducir el déficit fiscal de forma sostenible y procurar el balance entre los ingresos y los gastos, manifestó.

Advirtió, sin embargo, que mejorar la economía requiere de muchas más acciones. Para ella, es esencial avanzar en la aprobación de la regla fiscal constitucional, que exige que ese balance sea efectivo en el presupuesto nacional de cada año. para lo cual concede a la Contraloría General de la República (CGR) la potestad de certificar que el plan anual de gastos corrientes estén respaldados con los ingresos presupuestados.

Un segundo requerimiento es contener el crecimiento de los gastos del gobierno mediante un control de las transferencias corrientes y el establecimiento de límites a las condiciones de privilegio en salarios y pensiones.

Camacho asegura que a partir de que se cumplan esas dos condiciones, se hace impostergable transformar el Impuesto de Ventas a un Impuesto al Valor Agregado (IVA) sin cambiar la actual tasa impositiva del 30 por ciento.

El proceso de ajuste tendría que ser gradual y balanceado entre ingresos y gastos.

Al entrar a los detalles, Ayales considera que el Impuesto de Renta tiene que globalizarse y el gobierno debe fortalecer su recaudación de impuestos. Con respecto a este gravámen y al IVA, asegura que ambas reformas cuentan con un consenso político mínimo, producto de las negociaciones de años y años entre todos los diferentes sectores. La idea es empezar a partir de esto, dijo.

El economista afirma que a inicios de este año se había logrado que el gobierno llegara a un acuerdo mínimo con los partidos políticos en torno a la necesidad de establecer las reglas fiscales, el IVA, y las reformas al impuesto a la renta. No obstante, se lamentó que por el caso del cemento chino, la Administración le restó prioridad al tema. Y últimamente otros partidos también dejaron de lado las reformas. Esta etapa de campaña política intensa que se ha vivido en el último mes no contribuye a buscar soluciones al déficit fiscal ni al tema de las finanzas públicas en general, según Ayales.

Lo rescatable por eso es aprovechar el primer semestre del próximo año para volver a aglutinar a los diversos sectores alrededor de las reformas básicas. Para ello, el experto explica que se necesita de un liderazgo proveniente del partido que resulte electo. Hasta entonces, no se podrá avanzar.

“Ya no es posible endeudarse más internamente y hacerlo en el exterior es prácticamente imposible por la afectación que tiene la calificación del riesgo país. Internamente, si la opción escogida es subir las tasas, el pago de los intereses se va a comer el presupuesto. Hoy los intereses ya son una tercera parte del presupuesto y no se pueden aumentar más, porque la consecuencia sería un recorte mayor a la inversión pública en infraestructura, salud, vivienda, etcéter”, concluyó.

Fotografías tomadas del perfil de Facebook de Edna Camacho y Antonio Álvarez.