No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Coronavirus
En Costa Rica

+
Nuevos
+
Fallecidos
Salón
0%
UCI
0%

Más datos

aquí

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

Aresep rechaza aumento de 60% en recibo de agua para próximos tres años​

Autoridad reguladora determinó que AyA tiene recursos suficientes para inversión que no ejecuta

La intención del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) de aumentar en un 60 por ciento el recibo de agua en los próximos tres años se vino abajo luego de que la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos (Aresep) rechazó la petición.

Un estudio de la Intendencia de Agua determinó que la entidad solicitante cuenta con ingresos suficientes para realizar gastos operativos, administrativos y de mantenimiento proyectados para este trienio.

La intención del AyA era contar con un alza de 29 por ciento en la tarifa de agua para este año. Además, de un aumento de 25 por ciento para el 2019 y de seis por ciento para el 2020.

El argumento de la entidad fue la necesidad de asegurar la sostenibilidad y equilibrio financiero del servicio de acueducto. Adicionalmente, aducía que era necesario el ajuste para contar con recursos para inversión en infraestructura.

Sin embargo, la Aresep determinó que Acueductos y Alcantarillados sí tiene dinero suficiente para ello, el cual no ejecuta y es por ello que se presentan atrasos en los proyectos.

Lea: AyA acuerda pedir aumento de 29% en tarifas de agua para 2018.

De esta manera, la Autoridad Reguladora atendió la oposición presentada por el Consejero del Usuario y la Defensoría de los Habitantes (DHR) que rechazaban el ajuste pretendido por el AyA.

La decisión de la Aresep mantiene el programa de ajustes tarifarios aprobado a finales del 2017 que dejaba sin alza para este año y un aumento de 7,24 por ciento en el 2019, 2020 y 2021.

En el 2014, la Autoridad Reguladora revirtió con una rebaja del 26% en agua y 13% en alcantarillado dos aumentos que AyA había recibido en 2012 y 2013. Esa disminución, asegura la Institución, provocó un desplome financiero en el servicio de acueducto que al 31 de diciembre de 2016, presentaba una pérdida neta de ¢4.860,17 millones.

El AyA tiene 652 mil abonados, de los cuales el 82% son hogares.