Arresto domiciliario para expresidente salvadoreño Francisco Flores acusado de corrupción

detenidoSupuestamente se apropió de $15 millones donados por Taiwán durante su administración entre 1999-2004.

El expresidente salvadoreño, Francisco Flores, permanecerá bajo arresto domiciliario desde este viernes por orden de la justicia de su país, tras presentarse voluntariamente a un tribunal para afrontar la acusación por corrupción que le imputa la fiscalía.

"Me he presentado al juzgado de forma voluntaria por respeto a la ley", declaró de forma escueta Francisco Flores tras abandonar la sede de los tribunales bajo un fuerte dispositivo policial.

Flores, que cumplía más de tres meses prófugo y era requerido por la Interpol, fue trasladado sin esposas por agentes de élite de la policía hacia su residencia en la exclusiva colonia San Benito, en el oeste de la capital, donde permanecerá bajo arresto y con vigilancia las 24 horas del día.

La Fiscalía lo acusa de peculado, enriquecimiento ilícito y desobediencia a particulares en perjuicio de la administración pública por una supuesta apropiación de 15 millones de dólares donados por Taiwán durante su administración entre 1999-2004.

En las afueras del tribunal, con pancartas y altoparlantes un grupo de manifestantes de organizaciones civiles y populares coreaban: "¡Flores ladrón de cuello banco! ¡A la cárcel!"

La decisión del arresto domiciliario de Flores no ha caído en gracia para el Gobierno ni para los sectores sociales. El ministro de Justicia y Seguridad, Benito Lara, calificó "como un mal mensaje" la decisión del juez de concederle arresto domiciliario.

"Otras personas por robar 20 dólares van a la cárcel y a este señor que se le atribuye corrupción millonaria lo mandan como premio a guardar prisión en su casa; es un mal mensaje, debemos estar pendientes del caso", sostuvo Lara.