Envían a arresto domiciliario a expresidente salvadoreño acusado de corrupción

proceso​Francisco Flores enfrentará juicio por los delitos de peculado, enriquecimiento ilícito, desobediencia a particulares y lavado de dinero.

El expresidente salvadoreño Francisco Flores fue enviado este lunes a cumplir arresto domiciliario mientras espera un juicio por la supuesta malversación de $15 millones donados por Taiwán.

Flores fue sacado de una celda en la División Antinarcóticos de la Policía en el sector este de San Salvador en la que permanecía desde el pasado 3 de diciembre por orden del Juzgado Séptimo de instrucción capitalino, y llevado bajo fuertes medidas de seguridad a su residencia en la exclusiva Colonia San Benito, constató un periodista de la AFP

Miguel Ángel García, juez séptimo de instrucción, resolvió entonces que Flores, de 56 años, sea enjuiciado por los delitos de peculado, enriquecimiento ilícito, desobediencia a particulares y caso especial de lavado de dinero.

No obstante, le eximió de ese último delito un tribunal superior, la Cámara Primera de lo Penal de la capital, el cual también dictaminó que Flores cumpla arresto en su residencia, vigilado las 24 horas del día por la Policía mientras se prepara un juicio en su contra. Ese proceso judicial comenzará el 18 de enero de 2016.

La Fiscalía salvadoreña acusa al exmandatario, que gobernó entre 1999 y 2004, de apropiarse de unos 15 millones de dólares donados por Taiwán para proyectos sociales.