Asaltante y soldado muertos en tiroteo en Parlamento canadiense

Atentado​Según los policías, el ataque fue llevado a cabo por al menos tres asaltantes

La policía canadiense abatió a un tirador en el Parlamento de Ottawa y busca a al menos otros dos individuos armados, luego de que un soldado fue asesinado en las cercanías del edificio y dos días después de un ataque en Quebec.

El centro de Ottawa fue totalmente acordonado, después de que al menos un hombre "con una escopeta", según testigos, disparó a un soldado que montaba la guardia delante de un monumento a los caídos, cercano al Parlamento.

El hombre fue evacuado con heridas graves por personal sanitario que le practicó un masaje cardíaco, tras lo cual falleció, informó el ministro de Trabajo del país, Jason Kenney.

Rápidamente, decenas de comandos armados se trasladaron a los lugares donde se escucharon tiros: el monumento, el Parlamento y los alrededores de un centro comercial.

Según los policías, el ataque fue llevado a cabo por al menos tres asaltantes.

De acuerdo con testigos, la o las personas que dispararon abrieron fuego sobre uno de los dos agentes apostados ante el monumento y después se fueron, bajo amenazas, con un vehículo oficial que condujeron hasta las puertas del Parlamento, un perímetro reservado a carros autorizados y de la policía.

Los asaltantes se digirieron luego al interior del edificio central, que aloja a diputados y senadores.

Un poco después se escuchó una fuerte detonación, seguida de un disparo realizado por policías, de acuerdo con el vídeo de un periodista de Globe and Mail, que se encontraba en el lugar y que lo grabó con su celular.

"Un hombre entró corriendo al Parlamento. Fue perseguido por policías armados con fusiles que gritaban a todo el mundo que se pusieran a cubierto", dijo Marc-André Viau, un funcionario del Parlamento, quien estimó haber escuchado ahí "una veintena de disparos de arma automática".

El primer ministro, Stephen Harper, quien se hallaba en una reunión con legisladores de su partido dentro del Parlamento, fue evacuado y se encuentra "a salvo", según indicó en Twitter su portavoz Jason McDonald.

Las bases militares fueron cerradas y los soldados recibieron la orden de quedar recluidos sin vestir uniforme, según medios de comunicación.

Las autoridades elevaron el martes en un grado el nivel de alerta terrorista, de bajo a medio, por primera vez desde 2010.

Mientras, las fuerzas aéreas del país y de Estados Unidos fueron puestas en alerta para "ser capaces de responder rápidamente" a cualquier suceso que pudiera tener lugar en el espacio aéreo, informó un oficial estadounidense, quien pidió el anonimato.

Estos ataques tuvieron lugar dos días después de la muerte de un militar en la provincia de Québec, atropellado por un joven de 25 años que luego fue abatido por la policía.

El gobierno de Canadá calificó de acto terrorista esta agresión, la primera ligada al extremismo islamista en la historia de este país.