Ataques entre candidatos dominaron debate en canal 7

Los ataques personales y las acusaciones dominaron el debate organizado por canal 7, la noche de este domingo.

Si bien participaron cinco candidatos presidenciales, el formato (cada participante escogía a quien formularle las preguntas) facilitó que la mayoría de intercambios se diera entre Johnny Araya, del PLN; Otto Guevara, del Movimiento Libertario, y José María Villalta, del Frente Amplio. De las 30 interrogantes, 29 fueron dirigidas a ellos tres.

Los aspirantes del Partido Unidad Socialcristiana, Rodolfo Piza, y del Partido Acción Ciudadana, Luis Guillermo Solís quedaron excluidos de las preguntas cuando las formularon Araya, Guevara o Solís.

Sólo Solís en una oportunidad le preguntó a Piza sobre la problemática fiscal del país y cómo ser más eficientes.

El primer bloque se dedicó al tema de la pobreza; el segundo trató sobre déficit fiscal mientras en el último, la temática era libre.

Cuando tuvo oportunidad de realizar las preguntas Guevara enfiló sus cuestionamientos al diputado del Frente Amplio y al exalcalde de San José.

A Villalta lo cuestionó por su propuesta de fijar más impuestos y elevar algunos de los actuales, lo cuestionó sobre su postura en torno al matrimonio gay, el aborto cuando la vida del bebé o la madre estén en riesgo y establecer que la CCSS realice operaciones de cambio de sexo.

El aspirante del Frente Amplio, José María Villalta, cuestionó repetidamente al libertario, haciendo referencia al proceso judicial que se le sigue a esa agrupación por haber cobrado dinero de la deuda pública por capacitaciones que supuestamente nunca se dieron, durante la campaña del 2010.

Otra pugna se dio entre Solís del PAC y Araya del PLN, cuando el primero le pidió a su contrincante que explicará cómo iba a financiar su programa del bono alimentario si FODESAF no cuenta con los recursos necesarios.

También habló de "clientelismo" de los últimos gobiernos y de la necesidad de acabar con la corrupción.

La mayoría del debate transcurrió con normalidad, salvo y cuando en cada bloque se dieron 7 minutos de réplica libre.

Con excepción de Solís, los candidatos se interrumpían en el uso palabra y resultó difícil entender lo que decían. Incluso en varias ocasiones el director de Telenoticas y quien dirigió el debate, Ignacio Santos, tuvo que intervenir para poner orden.

Desde horas antes del inicio del debate (7 p.m.), decenas de personas se ubicaron en las afueras de las instalaciones de Teletica. S

El Movimiento Libertario y el PLN optaron también por llevar "tumbacocos"' mientras que el PAC y PUSC se inclinaron por una cimarona y mascaradas.

Los cánticos en favor de uno u otro candidato se enviaron enturbiados por varios roces entre los adeptos que Araya, con seguidores libertarios y del Frente Amplio. Los delegados del Tribunal Supremo de Elecciones debieron intervenir en varias ocasiones y fue necesario el apoyo de la Policía.